Camino Natural del Matarraña - Algars

Descripción

Camino Natural de Matarraña-Algars

Historia, naturaleza y paisajes en compañía de los ríos Matarraña y Algars.

Con una longitud total de 197 km, el Camino Natural del Matarraña-Algars atraviesa un territorio de gran interés histórico y natural. Con un itinerario principal dividido en 13 etapas, algunas de las cuales tomadas en conjunto forman un recorrido circular, más algunos tramos en variante, este camino atraviesa las comarcas de Matarraña/Matarranya (Teruel), Bajo Aragón-Caspe/Baix Aragó-Casp (Zaragoza) y Terra Alta (Tarragona). Montaña, terrazas fluviales y pueblos con historia son los atractivos de este recorrido recomendado para los amantes de la naturaleza y la historia. Su nombre se debe a que durante la mayor parte del recorrido el camino está acompañado por los ríos Matarraña y Algars (afluentes del Ebro y Matarraña, respectivamente).

Seleccione una etapa:

Etapa 4: Torre del Compte-Valdeltormo Etapa 6: Mazaleón-Maella Etapa 5: Valdeltormo-Mazaleón Etapa 3: Valderrobres-Torre del Compte Etapa 2: Beceite-Valdeltormo Etapa 1: El Parrizal-Beceite Etapa 7: Maella-Fabara Etapa 8: Fabara-Nonaspe Etapa 9: Nonaspe-Fayón Etapa 10: Nonaspe-Caseres Etapa 11: Caseres - Arens de Lledó Etapa 12:Arens de Lledó - Arnes Etapa 13: Arnes - Beceite

A lo largo de las diferentes etapas de este recorrido es posible encontrarse con la presencia de ganado ovino y bovino. Como ejemplo de la importancia que tiene en la zona el ganado ovino, se puede encontrar con la oveja `Maellana´, que toma su nombre del municipio de Maella. Junto a esta raza, destaca la presencia de otras como la raza `Rasa Aragonesa´ y la `Ojinegra de Teruel´, con sus características pigmentaciones de color negro alrededor de los ojos, orejas y hocico, de gran censo ambas, y otras como la raza Cartera, que, al igual que la Maellana, debido a su reducido censo, se encuentra en peligro de extinción. Igualmente, y aunque en el pasado la presencia de ganado bovino en la zona era mayor, en la actualidad es posible encontrar, sobre todo en la primera etapa, con ejemplares de la raza bovina Serrana de Teruel, cuya gran rusticidad y capacidad de aprovechamiento de los escasos recursos pastables le ha permitido adaptarse perfectamente a la climatología y orografía del macizo.

En cuanto al patrimonio histórico-artístico, la importancia de los íberos en las comarcas atravesadas por este camino natural es especialmente patente. En las etapas 4, 5 y 6, el caminante puede visitar diferentes yacimientos íberos que forman parte del proyecto “Íberos del Bajo Aragón”, de gran relevancia y calidad, como el yacimiento íbero de Torre Cremada, el Tozal Montañés; el poblado de San Antonio y el del Tozal Redó en Calaceite, el yacimiento íbero de San Cristóbal. En Mazaleón se puede llegar a los yacimientos de los Escudines Altes y Baixes. También se pasará junto a otros yacimientos de importancia durante la etapa 10, con el Tozal Moro de Pinyeres, el Roquizal del Rullo, considerado el más importante yacimiento de la Edad del Hierro en Aragón o la Punta de la Gessera. Otro de los elementos patrimoniales más singulares de este recorrido es el mausoleo romano de Lucio Emilio Lupo, en el municipio de Fabara, quizá el monumento de este tipo mejor conservado de la península.

En la alternativa de la etapa 4 que discurre por los yacimientos íberos, el itinerario conecta con el Camino Natural de la Val de Zafán, el cual recorre las tierras de Teruel por la antigua plataforma del ferrocarril que unió Tortosa (Tarragona) con Puebla de Híjar (Teruel) y que dejó de funcionar en 1973. Desde la etapa 212, en concreto desde la estación abandonada de Arnes - Lledó, es posible acceder tanto al mencionado Camino Natural como a otro tramo de esta desmantelada línea ferroviaria que también ha sido acondicionada como Camino Natural de la Terra Alta. A este último también es posible llegar desde el ramal de la etapa 12 que lleva a la estación de Horta de Sant Joan

Desde la etapa 9 se puede enlazar con la etapa 36.1 del Camino Natural del Ebro GR 99, que recorre las tierras bañadas por este importante río peninsular desde su nacimiento en Fontibre (Cantabria) hasta su desembocadura en la provincia de Tarragona. También una de las etapas del Camino Jacobeo del Ebro, una de las alternativas del Camino de Santiago, cruza este Camino Natural hasta en dos ocasiones, en concreto su etapa 6, que une Caspe y Fabara.

Multimedia

Descargas