Etapa 6. Mazaleón-Maella

Descripción

Etapa 6. Mazaleón-Maella

De Teruel a Zaragoza junto al cauce medio del río Matarraña

Durante la sexta etapa del Camino Natural de Matarraña-Algars se cruza el límite provincial, dejando tierras turolenses para adentrarse en Zaragoza. La cercanía del río durante casi todo el recorrido permite disfrutar el cauce medio del Matarraña, muy diferente ya del río que acompañara al camino durante las primeras etapas.

Antes de comenzar la última etapa de esta fase del Camino Natural de Matarraña-Algars, y por continuar descubriendo el legado íbero de la zona, se puede llegar a los yacimientos de Escudines Altes y Baixes, por un camino a 1,3 km del final de la quinta etapa en Mazaleón, dirección sur por la carretera A-1412.

El Matarraña se cruza hasta dos veces durante esta etapa

La sexta etapa comienza recorriendo el último tramo de la anterior, abandonando el pueblo de Mazaleón y cruzando el Matarraña por una pasarela para, a continuación, desviarse a mano izquierda. El camino discurre muy cerca del río, dejando los cultivos a la derecha hasta alcanzar un badén de hormigón por donde cruzar a la otra orilla (como en otras ocasiones, si el río está muy crecido, este paso puede ser complicado).

Después de caminar algo más de tres kilómetros por la margen izquierda del Matarraña, se vuelve a cruzar a la otra orilla por otro badén . A lo largo del camino, si se mira a los cortados al fondo, a la derecha del río, se pueden ver los aliviaderos del embalse del Val Comuna.

Aspecto del cauce medio del río Matarraña

Ya en la orilla derecha del Matarraña, se continúa caminando junto al río hasta que el camino dibuja una curva de 90 grados para alcanzar una pista de tierra, durante este tramo se habrá cruzado el límite provincial, pasando de Teruel a Zaragoza.

Todo este tramo en que se circula por la vega del río se hace, normalmente, por un camino recubierto de grava muy gruesa y cantos rodados por lo que puede ser muy complicado para quién decida hacer estos kilómetros en bicicleta.

Aunque se vuelve al paisaje de cultivos, el pinar ya no acompaña en los cortados a nuestra derecha, sustituido por matorral mediterráneo cuando los olivares no se hacen con el terreno.

Final del camino, a las afueras de Maella

Continúa así la etapa sin mucha pérdida (aunque se siguen cruzando caminos para acceder a fincas, hay muchos menos cruces que en la etapa anterior) hasta alcanzar, a 9,5 km del inicio de la ruta, un desvío por el que acceder, tras cruzar el río por un badén, al pinar en el que se encuentra el área de descanso de Las Cherizas.

Quedan menos de 3,5 km para alcanzar el final de esta etapa, pero ya comienzan a verse, al otro lado del río y si la vegetación de ribera y los frutales lo permiten, el castillo y la torre del reloj de Maella. Esta etapa termina junto al largo puente que salva el Matarraña para entrar en Maella, población de carácter monumental que bien merece una visita.

Perfil

MIDE Etapa 6. Mazaleón-Maella

MIDE (Método para la Información de Excursiones)

(calculado según criterios MIDE para un excursionista medio poco cargado)

Información Destacada

Información adicional

Mazaleón

Se trata del municipio situado más al norte de la comarca del Matarraña/Matarranya. Con muchos edificios interesantes, destaca especialmente la iglesia de Santa María la Mayor, de estilo gótico, que se encuentra adosada a la antigua muralla que rodeaba el pueblo, de la que se conserva todavía una de sus torres. La casa consistorial es otro de los edificios a visitar. Está estructurada en tres cuerpos y cuenta con una lonja abierta a sus dos fachadas. En el centro de la principal se encuentra un relieve con el escudo del municipio, un león con una maza. En el interior se conserva la antigua cárcel con una interesante muestra de graffiti realizados por los presos.

En el collado, al otro lado del río Matarraña, se encuentra el poblado íbero de San Cristóbal. Junto a él se ubica la ermita de San Cristóbal y el Centro de Visitantes de la Ruta de los Íberos dedicado al origen del mundo íbero. No muy lejos del núcleo urbano existen dos yacimientos más de época íbera, Escudines Altes y Escudines Baixes.

Maella

Se trata de un pueblo de marcado carácter monumental. Destaca, en su parte más alta, el castillo que, a pesar de estar derruido, conserva su gran presencia. Pasó por diversas manos y propietarios, y sufrió su peor episodio durante las guerras carlistas, cuando se incendió. Actualmente pueden visitarse sus bodegas, restauradas recientemente. Justo en la base del castillo se encuentra la iglesia de San Esteban, de la que destaca su fachada con una espadaña de tres huecos. La iglesia de Santa María es otro de los monumentos del municipio. Aunque su origen se sitúa en el siglo XIV, sufrió varias fases de construcción, la última comenzó en 1777. Después de los graves daños causados por la Guerra Civil, fue restaurada y reinaugurada en 1955.

Fue diseñado por el arquitecto José A. Corrales Gutiérrez con 154 viviendas de obreros agrícolas, escuela, iglesia, edificios administrativos, dos viviendas de maestro, comercio y vivienda del comerciante. Fue inaugurada personalmente por Franco en 1961, llamándose en sus principios y hasta hace poco "Guadalimar del Caudillo". Desde entonces, forma parte de Lupión y fue repoblada por medio millar de habitantes pertenecientes a familias de Lupión, Bégijar, Baeza, Ibros, Bélmez, Bedmar, Hornos, Pontones y otros pueblos vecinos.

Multimedia