Historia y distribución

La lengua azul se describió por primera vez en Sudáfrica, a finales del siglo XIX (Spreull, 1905), sugiriendo el nombre de ''lengua azul'' para la enfermedad que en aquel momento se conocía como fiebre catarral palúdica, catarro epizoótico, beksiekte o bloutong. Desde el principio, la vacunación se ha tomado como un medio de control de la enfermedad. En 1908, Theiler (1908) informó de que una cepa del VLA, que se transmitía a través de varias generaciones de ovejas, podía inducir protección contra la mortalidad asociada al VLA. En 1940, Mason et al. consiguieron cultivar y posteriormente atenuar el VLA mediante múltiples pases en huevos de gallina embrionados (ECE). Finalmente, la producción de la vacuna pasó de los ECE a los cultivos celulares gracias a Haig et al. (1965), que describieron el cultivo del VLA en cultivos celulares. A principios del siglo XX, la lengua azul se extendió por África y otros continentes.


En cuanto a Europa, hasta 1998 estuvo esencialmente libre de lengua azul. Sólo se describieron algunas incursiones esporádicas de la enfermedad antes de 1998 (España y Portugal entre 1956 y 1960; Chipre en 1977; Grecia en 1979). Entre 1998 y 2006, aparecieron en la cuenca mediterránea cepas de VLA de cinco serotipos diferentes (serotipos 1, 2, 4, 9 y 16). 

En agosto de 2006, las autoridades holandesas informaron del primer caso de lengua azul en el norte de Europa. La mayoría de los países del norte e incluso del sur de Europa se vieron afectados por esta cepa. Los años siguientes otras cepas de VLA han afectado a diferentes países de Europa, destacando la VLA1 en la Península Ibérica en 2007, afectando incluso a Francia; la VLA4 en los países de los Balcanes en 2014 llegando a Europa central, incluyendo Italia donde se han detectado los serotipos 1, 2, 9 y 16 a lo largo de estos años; y la inesperada reaparición de la cepa  VLA8 en Francia. Esta cepa mostró una homología completa con la cepa que circulaba en 2007 en el norte de Europa.

En todas estas situaciones, la enfermedad se ha controlado gracias a extensas campañas de vacunación con vacunas inactivadas mono o bivalentes contra los serotipos objetivo. Además, desde 2006, se han detectado cepas vacunales vivas de VLA en Europa: VLA6 en los Países Bajos en 2008, VLA11 en Bélgica en 2011 y VLA14 en Polonia, Estonia, Lituania y Letonia en 2012.

Finalmente, probablemente debido a la vigilancia masiva, se han detectado serotipos atípicos del VLA diferentes a los 24 serotipos conocidos del VLA, tanto en Europa como en otros lugares del mundo.

Amplía la información.