Etapa 2: Arlaban - Urkiola

Descripción

En el Parque Nacional de Urkiola

Esta etapa recorre territorios de Gipuzkoa, Araba y Bizkaia, entre las comarcas del Alto Deba, Zuia y Duranguesado. Circulando por pistas forestales de fácil tránsito, entre hayedos y pinares que ofrecen multitud de colores, se conectan los paisajes ribereños del entorno del pantano Albina con los escarpados crestones rocosos característicos del Parque Natural de Urkiola.

La Senda se asoma al embalse Albina

La etapa se inicia en el aparcamiento existente en el puerto de Arlaban. Para ello es preciso cruzar la carretera GI-627, seguir la carretera que se dirige a Leintz-Gatzaga e, inmediatamente, girar a la izquierda por un camino asfaltado que lleva a un complejo de alojamientos rurales.

Tomando el primer cruce a la izquierda se encuentra una pista forestal en suave ascenso por la que, atravesando hayedos y plantaciones de coníferas (principalmente pino radiata —Pinus radiata— y falso ciprés de Lawson—Chamaecyparis lawsoniana—) y siguiendo la señalización, tras pasar bajo un tendido eléctrico, se llega al monte Maroto, en el p.k.3,5.

Desde este punto se continúa por pistas forestales de grava y tierra, cruzando primero un pequeño hayedo, y siguiendo después entre plantaciones de coníferas, recorriendo unos dos kilómetros por la zona alta de la sierra. Al llegar a una bifurcación del camino, se tomará a la izquierda, descendiendo hacia un hayedo y dejando a nuestra derecha el monte Jacinto. El excursionista podrá contemplar al frente la comarca de Zuia, perteneciente a la provincia de Araba.

Señalización en el camino

Durante 2,5 km, el camino desciende zigzagueando y con pendiente moderada, atravesando zonas de pastizal y bosque adehesado de hayedo y espinares. En la bajada se puede contemplar, al fondo, el monte Gorbea, hacia donde se dirigirá el Camino en etapas sucesivas. Al llegar a una zona de pinares se ha de tomar un desvío muy pronunciado por una pista forestal que cruza el arroyo Pagola y continúa, durante dos kilómetros de suave descenso, atravesando bosques de hayas y robles, y bordeando por el Sur el embalse Albina.

Tras este recorrido, inmediatamente después de cruzar el arroyo Albina que procede del embalse del mismo nombre, se llega a un cruce de carreteras.

A la izquierda queda, a unos 500 m, la población de Legutiano, a orillas del embalse Urrunaga. Hacia la derecha continúa la Senda del Pastoreo; primero asciende a una pequeña colina y posteriormente transcurre por pistas forestales atravesando plantaciones de coníferas, principalmente pino silvestre (Pinus sylvestris), y bordeando el embalse Albina, en ocasiones muy próximo al mismo.

Pasarela sobre curso de agua

Siguiendo las marcas y señales de la senda, ésta cruza en un punto la carretera A-2620, y continúa, alejándose ya del embalse, por pistas forestales de tierra y grava durante unos 5,5 km hasta llegar al pueblo de Ortola. Este recorrido atraviesa una extensa superficie forestal, principalmente de hayedo, y algunas manchas de pinar, éstas últimas en las proximidades de Ortola.

En esta localidad se toma la carretera BI-2511, que atraviesa el pueblo y que conduce al siguiente núcleo, Olaeta. Ambas localidades, con sus praderías circundantes, se asientan en un elemento considerado de interés geológico, denominado “Lomas del Arroyo de Ortola”.

Desde Olaeta, la Senda discurre en paralelo a los “Escarpes de Arangio” que se pueden observar a la derecha, y están considerados de especial interés geológico, formando parte del Parque Natural de Urkiola. Al pasar dicha población, se continúa por la misma carretera hacia el Norte, durante unos dos kilómetros, entre praderas y caseríos dispersos a uno y otro lado de la misma. Tras a la casa forestal, se debe tomar un desvío a la izquierda.

Desde el desvío de la casa forestal, la Senda comienza un ascenso llevadero de unos 3,5 km hasta los montes Ollargain y Marsasu, por pistas forestales entre hayedos y pinares. En este punto se entra en el Parque Natural y Lugar de Importancia Comunitaria de Urkiola, para descender al mismo ritmo, entre hayedos, pinares y pastizales, por las laderas del pico Urkiolaguirre, hasta el Puerto de Urkiola, final de etapa.

Parque junto al Santuario de Urkiola, con merendero y juegos infantiles

Llegando a Urkiola se observan ya algunos de los afloramientos calizos que motivaron la declaración del Parque Natural, configurando un paisaje de gran belleza. Algunos de estos afloramientos calizos están considerados como de interés geológico, por ejemplo las “Cresterías del Anboto”, que quedan a la derecha (al norte) de la senda, con picos como el Anboto (1.331 m) que le da nombre, y el Aitlluitz (1.034 m), entre otros. También merece destacar el interés geológico del valle de Mendiola, situado al pie de estos crestones.

Siguiendo la carretera se llega al núcleo de Urkiola, situado al pie de la carretera del puerto de Urkiola, que conecta Vitoria–Gasteiz con Bizkaia, por Durango. En este punto finaliza la segunda etapa.

Esta etapa resulta apta para realizar en bicicleta dado que discurre íntegramente por pistas, sin pendientes acusadas, aunque puntualmente, dependiendo de la época del año, sea preciso echar pie a tierra para salvar zonas con barro.

Perfil

MIDE (Método para la Información de Excursiones)

(calculado según criterios MIDE para un excursionista medio poco cargado)

Información Destacada

Parque Natural y LIC/ZEC de Urkiola

El Parque Natural de Urkiola y Zona Especial de Conservación y Lugar de Importancia Comunitaria Urkiola agrupa los terrenos de mayor altitud de la Sierra de Aramotz, constituyendo una gran barrera caliza entre las comarcas de Arratia, Durangesado y el valle de Aramaio, separando también las cuencas de los ríos cantábricos y mediterráneos.

En estos espacios nidifica el 80% de las aves rapaces del País Vasco, entre las que se encuentran el alimoche (Neophron percnopterus), el buitre leonado (Gyps fulvus) y el halcón peregrino (Falco peregrinus). Además de las de avifauna, el Parque Natural y el Lugar de Importancia Comunitaria albergan poblaciones de cangrejo autóctono (Austrapotamobius pallipes), tritón alpino (Mesotriton alpestris), gato montés (Felis silvestris), turón (Mustela putorius), murciélago mediterrráneo de herradura (Rhinolophus euryale), murciélago grande de herradura (Rhinolophus ferrumequinum), etc.

En Urkiola se localizan cuevas emblemáticas que pueden ser visitadas como la cueva de Mari, Bolinkoba, Gentilkoba, Baltzola y puente de los Gentiles, etc. Toda la información referente a estas cavidades, así como a otros aspectos del Parque se puede obtener en Toki Alai, el Parketxe o centro de información.

En cuanto al uso público de los espacios naturales protegidos, éstos cuentan con áreas de pic-nic, dos refugios en el Santuario que hacen posible pernoctar en el Parque, puesto que la acampada libre está prohibida, y múltiples casas de agroturismo en el entorno de los espacios naturales.

Santuario de Urkiola

El Santuario de Urkiola o de los Santos Antonios se enclava en el municipio de Abadino, dentro del Parque Natural de Urkiola. El Santuario se ubica en el centro geográfico del País Vasco y es el punto que separa Gipuzkoa, Bizkaia y Araba/Álava.

La creación del Santuario está asociada a la difusión del cristianismo en el País Vasco entre los siglos IX y XI, que usó como vehiculo de transmisión las calzadas romanas, una de la cuales atravesaba Urkiola. Éste era un lugar de culto pagano, considerado como la casa del genio Mari, protagonista de la mitología vasca, hecho que benefició la instalación del santuario, ya que muchas iglesias y ermitas se levantaron sobre lugares con tradición mitológica.

Otros puntos que propiciaron la construcción del Santuario en ese enclave es que constituía uno de los principales centros de pastoreo y era lugar de tránsito entre peregrinos. Así surgió a su alrededor toda una serie de ermitas e instalaciones dedicadas a los peregrinos como un hospital, que fue victima de un incendio. Se conoce como santuario de los Santos Antonios porque San Antonio Abad, patrón de los animales y campos, era el santo venerado en primer lugar pero, según la tradición, San Antonio de Padua hizo noche y celebró la eucaristía en el Santuario por lo que ambos pasaron a ser patrones del mismo.

El Santuario actual es de finales del siglo XIX, siendo su estilo neo-romático. La Iglesia anterior fue derribada en 1870, aunque se dejó en pie hasta nuestros días la torre.

Dentro del Santuario destacan la talla del siglo XVI de San Antón, el Cristo crucificado de estilo barroco y la talla moderna de San Antonio. En el exterior podemos contemplar las ermitas del Santo Cristo, dedicada a la Vera Cruz y de Santa Apolina, también conocida como Santutxu. Entre ambas una calzada de reciente restauración.

Multimedia