Etapa 2. Beceite-Valderrobres

Descripción

Etapa 2. Beceite-Valderrobres

De Beceite a Valderrobres caminando por los restos de la antigua acequia

La segunda etapa del camino une las localidades de Beceite y Valderrobres, dos pueblos muy unidos al río Matarraña. Beceite por la época en que las fábricas de papel eran su principal industria, y Valderrobres porque el crecimiento de la población ha hecho que abrace al río por sus dos márgenes. Siguiendo el camino se tendrá la oportunidad de circular por la antigua acequia de la minicentral hidroeléctrica de Bonet, con unas inmejorables vistas del Matarraña, prácticamente sobre el cauce del río.

Panel informativo a las afueras de Beceite

Partiendo donde lo finalizara la etapa anterior, junto a un puente a la salida de Beceite, el camino desciende hasta casi alcanzar el cauce del río, para unos pocos metros después volverse a alejar de él tras discurrir junto a una antigua fábrica de papel reconvertido en hotel rural, hasta que alcanza la carretera que sale del pueblo.

Tras cruzar la carretera, el camino asciende por una pista de tierra hasta remontar la ladera, donde se ha colocado un panel informativo sobre la impresionante vista panorámica que se tiene desde este punto de Beceite y sus puertos. Entre otros elementos, se puede identificar perfectamente el cañón por donde se caminó en la etapa anterior.

La antigua acequia se ha reacondicionado para su uso peatonal

Bordeando el antiguo camping (abandonado), del que aún se pueden adivinar algunas infraestructuras, el camino desciende entre pinos por una antigua calzada que pronto continúa sobre un impresionante arco de piedra, que sólo se puede admirar cuando el camino lleva justo debajo de él.

Superado el pinar, un vallado metálico a la derecha protege al caminante de la caída al río, hasta que se alcanza la antigua acequia de Bonet. El que se haya reacondicionado para poder circular por ella no quita que en ocasiones haya que agachar la cabeza para pasar bajo alguna roca, o que en época de lluvias el agua insista en ir por donde acostumbraba. Prácticamente colgada sobre el río, deja una de las vistas más interesantes de esta parte del recorrido del Matarraña.

El camino desciende por un pinar

Una vez se ha cruzado la acequia, el camino vuelve a discurrir por pista de tierra, cambiando de dirección en un cruce y bajando hasta el río que hay que vadear (puede ser complicado hacerlo en épocas en que el río lleve mucha agua). Ya al otro lado, el camino asciende alejándose del río para meterse entre olivares y cultivos y dejando a un lado una zona de extracción de áridos, donde hay que ser especialmente cauto por la circulación de vehículos pesados.

A medida que el camino se vuelve a aproximar al cauce del río, aumentan los cultivos y desaparecen los olivares y la pista se termina convirtiendo en un estrecho paseo fluvial entre juncos hasta alcanzar la carretera A-231 a escasos metros de la localidad de Valderrobres. El camino circula junto a la carretera hasta alcanzar el puente de hierro sobre el Matarraña que sirve (junto al histórico puente de piedra más adelante) para unir el casco histórico con la parte más moderna de esta población.

Aunque esta etapa termina junto al puente, no está de más disfrutar un rato recorriendo las históricas calles de esta población, visitando su ayuntamiento o subiendo al castillo-palacio episcopal.

Perfil

MIDE Etapa 2. Beceite-Valderrobres

MIDE (Método para la Información de Excursiones)

(calculado según criterios MIDE para un excursionista medio poco cargado)

Información Destacada

Información adicional

Beceite y las fábricas de papel

Beceite (Beseit, en catalán) es la primera población por la que discurre el Camino Natural de Matarraña-Algars. Su casco antiguo fue declarado Conjunto Histórico-Artístico y BIC en 2007, encontrándose grandes atractivos monumentales, como la iglesia de San Bartolomé, de origen medieval y reformada en estilo barroco, el Puente sobre el Matarraña del siglo XV, el Ayuntamiento renacentista y su lonja, la ermita de Santa Ana del siglo XVII, la Capilla de San Roque y el Palau, hoy Casa de Cultura.

Debido al continuo cauce del Matarraña, que aseguraba la disponibilidad de energía hidráulica, y a sus aguas carbonatadas, que aportaban consistencia al papel, la industria de las fábricas de papel fue el motor industrial de esta localidad entre los siglos XVII y XX. En los tiempos de mayor actividad, llegaron a establecerse en el municipio 9 industrias papeleras pero la distancia con los grandes centros de consumo, el coste de una producción semiartesanal y la no reconversión del sector de mediados del siglo XX, acabaron con esta actividad. Hoy en día, algunos de estos edificios se han restaurado para uso turístico y cultural.

Valderrobres

La capital del Matarraña se extiende a ambos lados del río con dos puentes, el Pont de Ferro y el Pont de Pedra (entrada al antiguo recinto amurallado por la Puerta de San Roque), uniendo las dos partes de la localidad. En su casco antiguo, al norte del río, destaca el conjunto monumental, declarado de interés histórico-artístico en 1983, formado por el Castillo-Palacio Episcopal, la Iglesia de Santa María la Mayor (ambos de estilo gótico) y el Ayuntamiento (renacentista).

El Castillo-Palacio y la Iglesia, Monumento Nacional desde 1931, es una de las vistas más características de Valderrobres. De origen confuso (las primeras referencias lo datan en el siglo XII), su carácter inicialmente fue defensivo pero terminó convirtiéndose en residencia.

Multimedia