Estrategia de Intervención

En esta página

La Estrategia de Intervención del Plan Estratégico de la PAC

En la actualidad se está desarrollando la segunda fase  del proceso de programación del PE PAC, que tiene como objetivo definir la estrategia de intervención del Plan. Para ello, en una primera etapa se abordará la priorización de necesidades previamente identificadas y, en una segunda, la selección y diseño de las intervenciones que responderán a esas necesidades prioritarias. En el documento descargable  se pueden ver los detalles de estas fases. En todo caso, es importante recalcar que es el conjunto de intervenciones el que dará respuesta de manera coordinada y coherente al conjunto de necesidades detectadas.

Medidas que contendrá el Plan

En esta fase del proceso de programación se lleva a cabo el diseño de las medidas que incluirá el PEPAC para dar respuesta a las necesidades previamente identificadas. Estas medidas se indican a continuación:

Los Estados miembro contarán, en  la futura PAC, con herramientas similares a las actuales: Las ayudas desacopladas (ayuda básica a la renta para la sostenibilidad), que no requieren un tipo concreto de producción para percibirlas y son las herederas del actual pago básico. Esta ayuda podrá ser incrementada mediante pagos complementarios en el caso de explotaciones pequeñas y medianas y para los jóvenes. Además, se contará con ayudas asociadas, ligadas a cultivos o especies ganaderas específicas.


Todas estas ayudas estarán a disposición de los agricultores que cumplan la definición de agricultor genuino que cada país adopte, por ejemplo, ligando su percepción al hecho de que la actividad agraria sea significativa sobre el conjunto de rentas del perceptor. Además, las ayudas estarán sujetas a la condicionalidad reforzada, que es el cumplimiento de una serie de buenas prácticas agrarias y medioambientales, así como requisitos legales de gestión en materia de clima y medio ambiente, salud pública, sanidad animal y vegetal y bienestar animal. En la futura PAC, la condicionalidad reforzada será más exigente que la actual condicionalidad como respuesta al reto ambiental y climático al que nos enfrentamos y al que la agricultura también debe contribuir.

  

Adicionalmente, se cuenta con una de las grandes novedades: los ecoesquemas. Son pagos anuales a los agricultores que acepten compromisos en materia medioambiental que vayan más allá de esta condicionalidad reforzada. Será obligatorio para los Estados miembro ponerlas en marcha y voluntario para los agricultores acogerse a ellas. Constituirán sin duda uno de los elementos clave en los Planes, por su capacidad para dar respuesta efectiva a muchas de las necesidades que se han identificado en materia ambiental e incrementar el apoyo a la renta de aquellas explotaciones que mayores beneficios proporcionan a la sociedad.


Por último, se contará con los programas sectoriales y todas las medidas de desarrollo rural. En el caso de los programas sectoriales, en España ya existen los programas de Frutas y Hortalizas, Vino y Apicultura, pero se abre la opción de extenderlos a otros sectores. En el caso del desarrollo rural, el Reglamento permite seguir contando con el amplio abanico de instrumentos y medidas ya conocidos: ayudas a la instalación de jóvenes y nuevas empresas rurales, inversiones, medidas agroambientales, pago en zonas con limitaciones naturales u otras limitaciones, instrumentos de gestión de riesgos, cooperación, transferencia de conocimiento y asesoramiento, etc.


La política agraria del futuro ha de ser necesariamente sostenible y cumplir con los ambiciosos objetivos climáticos y ambientales establecidos. Por ello, la arquitectura verde de la PAC, entendida como el conjunto de medidas relacionadas con el clima y el medio ambiente, es fundamental en el nuevo periodo y  está conformada por distintos elementos mencionados anteriormente como la condicionalidad, los ecoesquemas y las medidas agroambientales y climáticas.

Este enfoque nuevo de planificación estratégica en la PAC se acompaña como no podría ser de otra forma de un conjunto de indicadores para el seguimiento, evaluación y posible modificación de los Planes. El objetivo de este sistema es el seguimiento continuo de la consecución de los resultados previstos y por tanto de que se satisfacen las necesidades detectadas, previendo las modificaciones oportunas de los Planes siempre que esto no sea así.

¿Qué es el PLAN ESTRATÉGICO? Elaboración y Participación

¿Qué es el PLAN ESTRATÉGICO?

Fase inicial: Diagnóstico y análisis de necesidades

Fase segunda: Estrategia de Intervención

Documentación del Plan

Cómo participar en la elaboración del Plan

Cronograma de trabajo

Cronograma de trabajo

Futuro de la PAC (Comisión Europea)

Comisión Europea