Recolección de forraje y paja

En esta página

Función principal

  • Realizar las diferentes operaciones en las cadenas de recolección de los forrajes, desde la siega hasta su almacenamiento.
  • Incluyen maquinaria para la siega y el acondicionado, el hilerado, el picado, el empacado, la recogida y el transporte, y la necesaria en los procesos de almacenamiento y conservación.
  • Algunas de estas máquinas también se utilizan para la recogida y empacado de restos de cosecha, como la paja.

Descripción general

  • Máquinas para la siega y el acondicionado que permiten cortar la hierba y dejarla en condiciones para un rápido secado (segadoras y segadoras acondicionadoras).
  • Máquinas que realizan el hilerado de la hierba esparcida para facilitar su recogida, y el esparcido de la hierba acordonada para acelerar su secado (rastrillos hileradores y acondicionadores).
  • Máquinas que realizan el picado de la hierba para facilitar el proceso de conservación por ensilado, o para que los animales la consuman en verde.
  • Máquinas que realizan el empaquetado de la hierba con bajo contenido de humedad (heno), o de la paja, o con mayor contenido de humedad (ensilado), en cuyo caso se necesita cubrirla con un plástico que impida la entrada del oxígeno atmosférico (empacadoras y envolvedoras).
  • Máquinas que realizan la recogida del forraje acordonado para su manejo a granel o previamente empacado para facilitar su transporte y almacenamiento.

Tipologías

Muy diferentes para las distintas máquinas que forman parte de la cadena, aunque todas ellas suelen estar diseñadas para su enganche al tractor, que además las acciona mediante la toma de fuerza.

Una diferencia importante se produce en todo lo que se relaciona con la recogida del maíz forrajero, ya que la mayor consistencia del tallo condiciona el diseño del sistema de siega.

Condiciones de utilización y prestaciones

  • La recolección del forraje está condicionada por su elevado contenido de humedad, por lo que para conservarlo evitando pérdidas por respiración y fermentaciones es necesario reducirla (heno) o aislarlo del oxígeno del aire para que se produzca una fermentación láctica (silo).
  • Esto obliga al acondicionado junto con la siega, salvo para el maíz, ya que si bien la función clorofílica prácticamente desaparece cuando la humedad en el forraje baja del 80%, la respiración permanece hasta que se baja del 40%.
  • En los forrajes con hojas, los movimientos realizados cuando la humedad es baja provocan su desprendimiento, con la consiguiente pérdida de cosecha.

Figuras y esquemas

Segadora-acondicionadora

forraje-paja1

Rastrillo hilerador

forraje-paja2

 Rotoempacadora

forraje-paja3

Picadora-cargadora

forraje-paja4

Ficha en formato PDF

Accesos Directos

No existen resultados con los criterios de búsqueda