Peste Porcina Africana

En esta página

Ficha de la enfermedad

La PPA es una enfermedad altamente contagiosa que está causada por un virus de la familia Asfarviridae, género Asfivirus, existiendo cepas que pueden provocar cuadros agudos o hiper agudos con niveles de mortalidad y morbilidad próximos al 100%, si bien otras cepas cursan con cuadros clínicos sub agudos o incluso  crónicos con menor mortalidad. Origina lesiones hemorrágicas en la piel y órganos internos por lesiones de los endotelios vasculares, pero a diferencia de la PPC esta enfermedad no cursa normalmente con sintomatología nerviosa. En cualquier caso, es imposible la diferenciación de estas dos enfermedades mediante la sintomatología y en caso de sospecha clínica habrá que realizar la toma de muestras inmediata para realizar un diagnóstico laboratorial que permita su diferenciación.

Virus de la familia Asfarviridae - género Asfivirus

Enfermedad de declaración obligatoria (RD 526/2014), (ver infografía) 

 
Hospedadores: Animales suidos, tanto domésticos como silvestres

LNR: Laboratorio Central de Veterinaria de Algete

Marco Reglamentario

Real Decreto 546/2003, de 9 de mayo, por el que se establecen disposiciones específicas de lucha contra la peste porcina africana.

Real Decreto 599/2011, de 29 de abril, por el que se establecen las bases del plan de vigilancia sanitaria del ganado porcino.

Manual práctico de operaciones

Este manual práctico de operaciones en la lucha contra la Peste Porcina Africana sirve como guía de trabajo a los Servicios Veterinarios Oficiales para poder ofrecer una respuesta rápida y eficaz en caso de sospecha y de confirmación de un foco de PPA, así como para luchar contra los vectores de enfermedad, y debe utilizarse junto con el Plan Coordinado Estatal de Alerta Sanitaria Veterinaria , así como con la normativa vigente en materia de Sanidad y Bienestar Animal en nuestro país.

Información epidemiológica sobre la situación de la enfermedad

La Peste Porcina Africana (PPA) se introdujo en Rusia desde la región del Cáucaso en el año 2007, instaurándose desde entonces de forma endémica en el sur del país, diseminándose después principalmente en dirección norte y oeste  afectando a países vecinos como Ucrania y Bielorrusia a partir de los cuales la enfermedad se introdujo en la UE, donde ha mantenido un avance lento pero continúo afectando a regiones cada más al oeste. Por otro lado, en la isla Italiana de Cerdeña la enfermedad se mantiene de forma endémica desde su introducción en 1978.

Difusión en orden cronológico del virus en el este de Europa (video). 

La UE, a través de la Decisión de ejecución 2014/709, de 9 de octubre de 2014, sobre medidas de control zoosanitarias relativas a la peste porcina africana en determinados Estados miembros,  ha implementado una política de regionalización en las que las zonas afectadas han sido sometidas a diferentes requisitos en cuanto a medidas  a aplicar y restricciones al movimiento de animales, productos animales, material genético y subproductos en función de la situación epidemiológica de la enfermedad en esa zona concreta, con el objetivo de impedir la expansión de la enfermedad.

En el siguiente enlace se puede acceder a un informe detallado sobre la evolución de la enfermedad desde el inicio del brote hasta la actualidad:

Informe sobre la Peste Porcina Africana en Europa Central y del Este (14 de septiembre 2018).

Aprovechamos para recordar la importancia capital de la vigilancia de los animales y la comunicación inmediata a los servicios veterinarios oficiales de cualquier síntoma compatible con la enfermedad. Por otro lado, se hace especialmente importante la aplicación de correctas medidas de bioseguridad por parte de todas las personas involucradas en la producción porcina nacional. 

La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha ido emitiendo informes científicos a lo largo de estos años en relación a diversos temas relacionados con las PPA a propuesta de la CE:

Programa nacional de vigilancia

Programa nacional de vigilancia sanitaria porcina reforzado  por el riesgo de la PPA en el este de Europa

Los objetivos del programa son determinar la situación sanitaria de la cabaña porcina nacional con respecto a la peste porcina africana, a la peste porcina clásica y a la enfermedad vesicular porcina, para demostrar la ausencia en nuestro territorio y, por otro lado, contribuir a la detección temprana en caso de que estas enfermedades consiguieran entrar en nuestro país.

En el año 2014 se decidió reforzar el programa de vigilancia en relación a la PPA debido a la situación de aumento de riesgo de entrada en nuestro país desde los países del este de Europa.

Programa nacional de vigilancia sanitaria porcina (2018).

Instrucción de la SGSHAT que intensifica ciertas medidas del Programa Nacional de Vigilancia Sanitaria del Porcino 2014 en relación a la vigilancia de la PPA.

Por otro lado, y complementando el refuerzo del programa de vigilancia, se está tratando de mejorar el grado de concienciación en relación a la aplicación de correctas medidas de bioseguridad en el sector porcino a través de la implementación de un plan estratégico nacional de bioseguridad en explotaciones porcinas.

Programa nacional de vigilancia sanitaria en jabalíes.

Los jabalíes junto a las explotaciones de traspatio y el movimiento de productos contaminados parecen ser los principales factores de mantenimiento y difusión de la PPA en los países afectados. Por otro lado, en extensas zonas de África Sub-sahariana la existencia de garrapatas del género Ornithodorus y cerdos salvajes africanos permiten mantener el ciclo selvático de la enfermedad de forma endémica lo que produce constantes eventos en explotaciones de cerdo domésticos. 
 
Aunque si bien es cierto que en los años 90 los jabalíes no tuvieron un papel claro en la epidemiología de la enfermedad en España consiguiendo la erradicación de la enfermedad sin la implementación de medidas específicas en jabalíes, en caso de brote deberemos prestar atención a las poblaciones de suidos silvestres, ya que pueden jugar un papel a tener en cuenta y así lo marca la normativa comunitaria y nacional en materia de lucha contra esta enfermedad.

El programa de vigilancia de la PPA en jabalíes sirve para demostrar la ausencia de enfermedad y garantizar el mantenimiento del estatus sanitario de España como zona libre de la enfermedad y, por otro lado, para contribuir a la detección temprana en caso de aparición de la enfermedad en las poblaciones de suidos salvajes. Para la consecución de este último objetivo, la detección temprana, es fundamental que las personas relacionadas con los jabalíes como cazadores o agentes forestales comuniquen de forma inmediata a los Servicios Veterinarios de su CA cualquier síntoma compatible o mortalidad que detecten en el campo. 

No existen resultados con los criterios de búsqueda