Plan de Vigilancia Colistina

La resistencia a los antibióticos es un grave problema, tanto de salud pública como de sanidad animal, que en el caso de sanidad animal amenaza la viabilidad y la rentabilidad futura, de las explotaciones ganaderas.

Diversos organismos internacionales como la FAO, OIE o la OMS han mostrado su preocupación por el asunto y han publicado diversos documentos. Incluso la Comisión Europea ha solicitado a los Estados Miembros la elaboración de un Plan de acción sobre resistencias a los antimicrobianos en el que se resalta la necesidad de una perspectiva conjunta humana y veterinaria de manera que, la lucha contra el desarrollo y la diseminación de resistencia a los antibióticos sea realmente eficaz.

En esta línea, en 2014, se aprobó el “Plan estratégico y de acción para reducir el riesgo de selección y diseminación de resistencias a antibióticos” que recoge las líneas directrices del Plan Europeo.

El problema se agudiza cuando antibióticos comunes a la medicina humana y veterinaria son críticos en medicina humana, esto es, son alternativas esenciales para el tratamiento de enfermedades infecciosas causadas por bacterias resistentes a los antibióticos en el ser humano.

En estos casos, desde la sanidad animal, se debe contribuir a preservar la eficacia de estos antibióticos, con un uso prudente y adecuado a las condiciones de uso del medicamento. Haciéndose necesario, establecer Planes de vigilancia en medicina veterinaria de aquellos antibióticos mencionados anteriormente, caso en el que se encuentra la colistina

Plan de Vigilancia Colistina

No existen resultados con los criterios de búsqueda