¿Qué es la desertificación?

     

    La desertificación es la degradación de las tierras de zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas resultante de diversos factores, tales como las variaciones climáticas y las actividades humanas, según la definición del artículo 1 de La Convención de Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CLD).

    Esta definición es vinculante para todos los Estados y organizaciones signatarios de la CLD. Asimismo la Convención define los siguientes términos:

    • Lucha contra la desertificación: Actividades que forman parte de un aprovechamiento sostenible e integrado de las tierras de zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas y que tienen por objeto:
      • la prevención o la reducción de la degradación de las tierras,
      • la rehabilitación de tierras parcialmente degradadas, y
      • la recuperación de tierras desertificadas.
    • Sequía: Fenómeno que se produce naturalmente cuando las lluvias han sido considerablemente inferiores a los niveles normales registrados, causando un agudo desequilibrio hídrico que perjudica los sistemas de producción de recursos de tierras.
    • Mitigación de los efectos de la sequía: Actividades relativas al pronóstico de la sequía y encaminadas a reducir la vulnerabilidad de la sociedad y de los sistemas naturales a la sequía en cuanto se relaciona con la lucha contra la desertificación.
    • Tierra: Sistema bio-productivo terrestre que comprende el suelo, la vegetación, otros componentes de la biota y los procesos ecológicos e hidrológicos que se desarrollan dentro del sistema.
    • Degradación de las tierras: Reducción o pérdida de la productividad biológica o económica y la complejidad de las tierras agrícolas de secano, las tierras de cultivo de regadío o las dehesas, los pastizales, los bosques y las tierras arboladas, ocasionada, en zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas, por los sistemas de utilización de la tierra o por un proceso o una combinación de procesos, incluidos los resultantes de actividades humanas y pautas de poblamiento, tales como:
      • la erosión del suelo causada por el viento o el agua,
      • el deterioro de las propiedades físicas, químicas y biológicas o de las propiedades económicas del suelo, y
      • la pérdida duradera de vegetación natural.
    • Zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas: Aquellas zonas en las que la proporción entre la precipitación anual y la evapotranspiración potencial está comprendida entre 0.05 y 0.65, excluidas las regiones polares y subpolares.
    • Zonas afectadas: Zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas afectadas o amenazadas por la desertificación.

    La desertificación se considera una disminución irreversible a escala temporal humana de los niveles de productividad de los ecosistemas terrestres, como resultado de su sobreexplotación o uso y gestión inapropiados en zonas áridas y proclives a la sequía.

Accesos directos

imagen
Enlace a Forest Europe
imagen
No existen resultados con los criterios de búsqueda