Ruta del Carbón de Cok. Etapa 3

Descripción

Camino Natural del Románico Palentino. Ruta del Carbón de Cok. Etapa 3

Adentrándose en el Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre-Montaña Palentina

La última etapa de la Ruta del Carbón de Cok comienza acompañando al río Pisuerga durante algo más de un tercio del recorrido, antes de tomar dirección norte en busca de las montañas palentinas y el Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre-Montaña Palentina. Haciendo honor al nombre del camino natural, esta etapa brinda la ocasión de visitar más tesoros del románico, como las iglesias de San Cristóbal (Rueda de Pisuerga), San Juan Bautista (Vallespinoso de Cervera) y San Cornelio y San Cipriano (San Cebrián de Mudá).

El río Pisuerga a las afueras de Vado

Retomando el camino donde se dejó la etapa anterior, se continúa por la pedanía de Vado por la calle General Mola y en seguida por la calle Fuente Vad, que es por la que se saldrá del pueblo, no sin antes pasar junto a la iglesia parroquial de San Sebastián, un edificio gótico con reformas y ampliaciones de la época barroca. Dejando atrás las últimas casas de esta población, es posible subir a las peñas, a mano derecha, hasta un mirador habilitado que permite una buena panorámica de Vado y del macizo montañoso al fondo.

El camino se ciñe al cauce del río Pisuerga durante los siguientes ocho kilómetros de recorrido, lo que permite descubrir un nuevo tipo de paisaje: el bosque de galería. Sauces, olmos, y sobre todo chopos van a acompañar al camino durante este tramo, permitiendo contemplar el río Pisuerga cuando la pista se acerca a él o cuando el bosque es menos denso. Precisamente en uno de estos puntos, aprovechando una curva del río, un panel informativo ofrece datos adicionales sobre este afluente del río Duero.

Ganado pastando en los márgenes del río Pisuerga

Al llegar al desvío que lleva a Ligüerzana cruzando un puente sobre el Pisuerga, el camino toma una pista en dirección este, alejándose temporalmente del río para introducirse entre cultivos y prados donde pasta ganado vacuno. Tras recorrer algunos kilómetros se deja a un lado Quintanaluengos, otra pedanía de Cervera a la que se puede acceder desde alguno de los siguientes cruces del camino. La pista de tierra por la que se ha ido caminando desemboca finalmente junto a un área recreativa en Barcenilla de Pisuerga, cuya iglesia (y sobre todo su alta torre) es visible prácticamente desde Quintanaluengos. El camino deja la mencionada iglesia (iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, del siglo XVI, aunque su pila bautismal es románica) a mano izquierda, continuando por la calle al frente de por donde se llegó.

Tras alejarse del río, el camino vuelve a los pastos y cultivos

Esta calle se abre a una plaza desde la que se debe tomar una calle en curva que sale a mano izquierda, y posteriormente un camino a la derecha, que cruza un brazo seco del Pisuerga, que daba servicio a una central hidroeléctrica abandonada. Posteriormente traspasa el río por una pasarela peatonal. El camino natural cambia entonces de dirección, hacia el noroeste, discurriendo ahora por una pista junto al río, dejando a su izquierda el bosque de galería, y a la derecha los prados y cultivos. Un pequeño sendero parte a la derecha de esta pista, cruzando el arroyo de Mudá y pasando junto a una chopera, un campo de fútbol y un área de descanso mientras se alcanza la población de Rueda de Pisuerga.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, en Barcenilla de Pisuerga

A esta población se llega justamente por el lateral de la Iglesia parroquial de San Cristóbal, la cual aunque muy modificada en siglos posteriores, aún conserva la base de su nave única y su portada del s. XII. Se sale del pueblo tras cruzar la carretera CL-626, por una calle a mano izquierda y que, de inmediato, se convierte en una pista de tierra que desemboca en otro camino que hay que seguir a mano derecha. Dejando atrás definitivamente el río Pisuerga, el camino se interna en un nuevo paisaje, discurriendo entre colinas y valles excavados por arroyos, entre matorrales, prados, y robledales-melojares (Quercus petraea y Q. pyrenaica). Apenas medio kilómetro después de dejar Rueda, se cruza el arroyo Vallespinoso, que hará compañía al caminante en su trayecto hasta la localidad del mismo nombre. A mano izquierda, según se aproxima este pueblo, se puede ver la ermita de Nuestra Señora del Valle, en lo alto de una pequeña colina.

Se accede a Vallespinoso de Cervera por el sur del pueblo, desembocando en una plaza en la que hay una zona de descanso, una pila y un antiguo potro de herrar. Aunque el camino da un rodeo por el pueblo, por la calle que sale a la izquierda de esta plaza, en el mismo centro de esta pequeña población, se encuentra la iglesia de San Juan Bautista, del siglo XIV.

Se sale de la población recorriendo durante unos pocos metros la carretera PP-2126, que se abandona para tomar una pista de grava a mano derecha, tras cruzar un arroyo. Antes de salir de población se puede visitar, a unos 600 metros recorriendo la carretera en dirección sur, la ermita de Nuestra Señora del Valle, mencionada anteriormente.

Mirador de las Estrellas, infraestructura minera reconvertida en observatorio astronómico

Sin cambiar de paisaje, la ruta se adentra ahora en una zona de antigua tradición minera, principalmente de carbón. Aunque en la actualidad las minas se encuentren cerradas, la industria está orientada ahora a las actividades turísticas.

Está en proyecto una mina visitable, como la que ya existe en Barruelo de Santuyán, y el secadero de carbón de la mina de Barrio de San Miguel se convirtió en un observatorio astronómico conocido como el Mirador de las Estrellas.

El recorrido entre Vallespinoso y San Cebrián de Mudá no es tan obvio como en otros tramos de esta etapa, ya que existen tres cruces en los que hay que cambiar de camino. No obstante, están muy bien indicados para que no haya pérdida. Tras el primer cruce se pasa sobre el arroyo de Verruenza, y después del último de estos cambios de camino se puede observar el Mirador de las Estrellas, a mano derecha, para después continuar de frente hasta entrar en San Cebrián de Mudá, la última población que se visita en esta etapa y en el camino natural.

Pico Valdecebollas

Se accede por la calle Terrero, girando a la derecha en el primer cruce, hasta llegar a la plaza del Ayuntamiento. Antes de enfilar el último tramo del camino, desde este punto es posible visitar, cruzando la carretera PP-2125, la iglesia de San Cornelio y San Cipriano, el último de los templos románicos de la Ruta del Carbón de Cok. Un edificio del siglo XIII situado sobre un promontorio que domina el pueblo y que fue declarado Bien de Interés Cultural en 1993.

Se abandona la plaza por la calle del Rosario que pronto se convierte en una pista de tierra, al dejar atrás las últimas casas de San Cebrián. El camino va tomando altura convirtiéndose en una de las partes más duras del recorrido. A 1,5 kilómetros después del pueblo, un desvío lleva a la Reserva y Centro de Interpretación del Bisonte Europeo, y apenas unos metros después, el camino natural se interna en el Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre-Montaña Palentina, a la vez que los prados y matorral dan paso a un denso robledal.

Lagartija roquera (Podarcis muralis)

En los 2,5 kilómetros que quedan aún para llegar al final de la etapa, se continúa subiendo por el robledal, alcanzándose el punto más alto de todo el Camino Natural del Románico Palentino (1.340 m). El pico Valdecebollas (2.143 m), cerca del cual se encuentra el nacimiento del río Pisuerga, es bien visible desde los claros que dejan los árboles, y sobre todo, desde el punto final del camino, un collado en el que la Ruta del Carbón de Cok se cruza con el sendero GR-1, por el que se puede acceder, descendiendo a mano izquierda, hasta la cercana población de Herreruela de Castillería.

Mapa

Perfil

MIDE. Camino Natural del Románico Palentino. Ruta del Carbón de Cok. Etapa 3

MIDE (Método para la Información de Excursiones)

(calculado según criterios MIDE para un excursionista medio poco cargado)

Destacados

Información adicional

Reserva y Centro de Interpretación del Bisonte Europeo

La reserva del bisonte europeo (Bison bonasus) está situada en una parcela de 20 hectáreas de robledal y praderas. Aquí se ofrece la posibilidad de observar varios ejemplares de bisonte europeo en semilibertad, de los que se puede obtener más información en el Centro de Interpretación. Los principales objetivos del proyecto son la recuperación de este animal histórico del que, en el año 1927, no quedó ni un solo ejemplar libre en el mundo.

Mirador de las Estrellas

El mirador de las estrellas está situado en un antiguo secadero de carbón que data del año 1956. Se rehabilitó en el año 2006 como observatorio astronómico, permitiendo su conservación como elemento significativo de la arquitectura industrial. Con este edificio se pretende dar a conocer la historia de la cuenca minera y llegar a entender la labor que realizaban los mineros.

Río Pisuerga

Este afluente del Duero tiene sus fuentes en la cuenca glaciar de Covarrés, entre el pico Valdecebollas y la sierra de Híjar, en el llamado Sel de la Fuente, cerca de la localidad de Brañosera (Palencia). Tras un recorrido subterráneo de 3.000 metros, el caudal reaparece en la Fuente del Cobre (cueva del Cobre). En su curso alto recorre la montaña palentina hasta Aguilar de Campoo, coincidiendo en un tramo con el Camino Natural del Románico Palentino a su paso por el municipio de Cervera de Pisuerga y volviendo a cruzarse con el camino natural en Alar del Rey.

Este famoso río truchero, tiene un Coto sin muerte entre Ligüerzana y Salinas de Pisuerga (Coto de Quintanaluengos), célebre por el número y tamaño de sus ejemplares.