Ruta del Carbón de Cok. Etapa 2

Descripción

Camino Natural del Románico Palentino. Ruta del Carbón de Cok. Etapa 2

El camino toma altura entre las comarcas de la Ojeda y la Valdivia.

La etapa más larga de las tres que componen esta ruta discurre por los límites nororientales de la comarca de La Ojeda, permitiendo disfrutar de impresionantes panorámicas cuando el camino va ganando altura (La Ruya, Peña Umoma). Además de recorrer las poblaciones de Cozuelos de Ojeda, Vallespinoso de Aguilar, Dehesa de Montejo y Vado, un ramal permite asomarse a las tierras de Aguilar de Campoo y divisar su embalse, así como visitar Barrio de San Pedro y Barrio de Santa María. Siguiendo el recorrido el camino se acerca a diferentes ermitas e iglesias, lo que permite seguir descubriendo el rico patrimonio románico de la provincia.

La segunda etapa de la Ruta del Carbón de Cok parte del punto donde terminaba la anterior, junto a un panel informativo, justo al cruzar el arroyo Cozuelos. Sale del pueblo entre pastos y tierras de cultivo, remontando una cuesta hasta llegar a un cruce de caminos desde donde parte la Ruta Perazancas de Ojeda-Dehesa de Montejo, segunda de las rutas adicionales que completan el Camino Natural del Románico Palentino.

Inicio de la etapa, en Cozuelos de Ojeda

Dejado atrás este desvío, el camino continúa por unas suaves lomas entre pastizales y cultivos forrajeros y de cereal, llegando hasta la vía que une la carretera PP-2131 con el pueblo de Vallespinoso de Aguilar. Se circula por esta carretera durante unos cientos de metros (precaución, tráfico compartido con vehículos), hasta abandonarla a la entrada del pueblo a mano izquierda, junto a un área de descanso.

Este sendero lleva rápidamente junto a la ermita de Santa Cecilia, un edificio del siglo XII, declarada monumento histórico artístico en 1951 y restaurada en 1957 con una portada muy elaborada. Dicha ermita está construida sobre unas peñas desde las que se puede disfrutar de una buena panorámica del pueblo de Vallespinoso así como del valle en el que se ubica. El camino va tomando altura mientras remonta el valle entre pastizales y matorral con arbolado desperdigado, aunque a veces se sigue caminando junto a algunos campos de cultivo.

Abubilla (Upupa epops), entre las tierras de cultivo

A unos cuatro kilómetros de Vallespinoso, un ramal permite rodear la montaña y visitar Barrio de San Pedro y Barrio de Santa María, dos pedanías de Aguilar de Campoo. Posteriormente se vuelve a enlazar con la ruta principal, apenas un kilómetro después de este desvío.

Mientras la ruta principal sigue subiendo por la ladera de la montaña (Monte la Ruya), el arbolado escasea cada vez más y va siendo sustituido por matorral almohadillado hasta llegar al cruce con un sendero que da acceso a una central fotovoltaica y al molino eólico que se lleva observando desde que comenzó el ascenso. Éste es un buen punto para hacer un alto en el camino y disfrutar de una buena panorámica de la comarca de La Ojeda, hacia el suroeste, y de los picos del Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre-Montaña Palentina, hacia el norte.

Ermita de  Santa Cecilia. Detalle de la portada

El camino sigue ascendiendo durante un par de kilómetros antes de comenzar a descender en busca de la carretera P-227, que se alcanza tras una curva pronunciada a la izquierda. Ya al otro lado de la carretera, la ruta discurre a media ladera entre melojos (Quercus pyrenaica), pastos y tierras de cultivo. Dejando atrás el melojar y ya sólo entre pastizales, se desciende hacia la población de Dehesa de Montejo. Sin llegar al pueblo, se toma un camino a mano derecha, junto al panel que indica el lugar donde la Ruta Perazancas de Ojeda- Dehesa de Montejo vuelve a enlazar con la ruta principal que se está recorriendo.

Cruzando de nuevo la carretera P-227, el camino vuelve a coger altura hasta llegar bajo Peña Umoma y justo sobre La Estación, donde un cartel permite entender las impresionantes vistas de las altas montañas del Macizo de Fuentes Carrionas en la cordillera Cantábrica.

Llegada a Peña Umoma

Se vuelve a descender hasta alcanzar el cruce con una pista de tierra que se ha de tomar a mano izquierda y que, tras cruzar una vía de ferrocarril (mucha precaución, este cruce a nivel no tiene barreras), lleva directamente a la localidad de Vado entre pastos para el ganado. Esta segunda etapa termina a la entrada del pueblo, junto a un desvío que lleva a la localidad de Cervera de Pisuerga (a 2 km), visita que merece mucho la pena para descubrir su interesante patrimonio histórico.

Alternativa por Barrio de San Pedro y Barrio de Santa María.

Ermita de Santa Eulalia

A unos cuatro kilómetros de la salida de Vallespinoso de Aguilar (en esta segunda etapa de la Ruta del Carbón de Cok) parte este ramal que permite acercarse a estas dos pedanías de Aguilar de Campoo. Tras una ligera subida, el camino comienza a descender serpenteando entre pinos de repoblación, con el embalse de Aguilar a la vista. En primer lugar se accede a Barrio de San Pedro por el noroeste. Se llega a una calle que lleva directamente a la Iglesia tardorrománica de San Pedro que, aunque data originalmente del siglo XIII, siguió recibiendo añadidos a lo largo de los siglos XV y XVIII.

Esa misma calle es la que sale del pueblo y se cruza con la carretera PP-2132, por la que hay que seguir durante algo menos de un kilómetro hasta llegar a un desvío a mano izquierda para llegar a la ermita de Santa Eulalia, un sencillo templo románico que data de finales del s.XII o principios del XIII, y que fue declarada Monumento Histórico-Artístico en la década de los 60.

Vista del embalse de Aguilar desde la ermita de Santa Eulalia

El mismo camino por el que se llegó a la ermita continúa hasta Barrio de Santa María, conectando con una calle que lleva hasta la plaza donde se encuentra la siguiente parada en el descubrimiento del patrimonio románico: la Iglesia de la Asunción, de finales del s. XII, también muy modificada en siglos posteriores, y declarada Bien de Interés Cultural en 1992.

Tras la obligada visita a la iglesia mencionada, se abandona esta pedanía por la calle que sale a la izquierda de la vía por la que se entró, llegando a un camino que toma altura con rapidez. Antes de adentrarse en el desfiladero del Vallejo de la Gorgoria, merece la pena echar la vista atrás para volver a observar el embalse de Aguilar y para tener una perspectiva diferente de la ermita de Santa Eulalia, solitaria entre los pastizales. Tras caminar algo más de un kilómetro por el desfiladero, esta alternativa enlaza de nuevo con la Ruta del Carbón de Cok, alrededor de un kilómetro después del punto donde comenzó.

Mapa

Perfil

MIDE. Camino Natural del Románico Palentino. Ruta del Carbón de Cok. Etapa 2

MIDE (Método para la Información de Excursiones)

(calculado según criterios MIDE para un excursionista medio poco cargado)

Destacados

Información adicional

Cervera de Pisuerga

A tan sólo dos kilómetros del final de la etapa se encuentra la localidad de Cervera de Pisuerga. Esta Villa es uno de los principales núcleos turístico-comerciales de la Montaña Palentina, además del centro administrativo de esta vasta comarca norteña. A pesar de que ahora está orientada sobre todo al turismo (muy cerca de la población se encuentra el embalse de Ruesga y el Parador Nacional “Fuentes Carrionas”), fue también un importante centro minero con explotaciones de antracita o pirita.

Entre el patrimonio histórico de Cervera de Pisuerga cabe destacar la Iglesia de Santa María del Castillo, un edificio gótico que alberga unos valiosos retablos, como el de la capilla de Santa Ana (que contiene una pintura de Juan de Flandes, La Adoración de los Reyes) o el renacentista retablo mayor; el eremitorio rupestre de San Vicente, rodeado de una necrópolis (s.VIII y XI) en la pedanía de Vado, junto al Pisuerga; la Casa de los Leones, un palacete hidalgo con dos escudos muy ornamentados en su fachada que hoy alberga la biblioteca municipal; el palacio de Cervera, hoy museo etnográfico Piedad Isla; la plaza porticada o el palacete que hoy alberga la Casa de Cultura.