Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación

Etapa 3: Soria - Ituero

Descripción

Etapa 3: Soria - Ituero

El Duero De Antonio Machado

La etapa comienza por los lugares que inspiraron la poesía de Antonio Machado mientras paseaba con su mujer, Leonor, camino de la ermita de San Saturio. Con el sabor que dejan las pequeñas ciudades castellanas, el recorrido se adentra en los montes y llanuras sorianas, donde es posible oír el canto de los pájaros, el silbido del viento o disfrutar de la sencillez de sus gentes.

El Puente de Piedra de Soria sobre el río Duero es el inigualable punto de partida de esta etapa. Adentrándose en el paseo del Postiguillo, un verdadero túnel verde arbolado, y continuando por el paseo de San Prudencio, donde se encuentra el museo del Agua. Este museo, situado en uno de los molinos tradicionales de Soria, alberga la maquinaria original, y explica, mediante paneles y audiovisuales, los usos que ha tenido el agua a lo largo de la historia en Soria.

Palacio de los Golfín en Soria

La ruta continúa por la senda de los Pescadores, pasando junto a una gran área recreativa, donde se disponen mesas de picnic y juegos infantiles, y cerca del edificio del Lavadero de Lanas. Desde aquí se tienen vistas al Puente de Hierro, construido en 1929 para permitir a la línea férrea Santander-Mediterráneo salvar el río.

La vegetación de ribera a lo largo del paseo está compuesta por árboles como chopos negros (Populus nigra), fresnos (Fraxinus angustifolia), sauces blancos (Salix alba) y abedules (Betula pendula); plantas acuáticas tales como espadañas o eneas (Typha sp.), además de numerosos arbustos y matorrales.

Pasado el Puente de Hierro aparece y sorprende la ermita de San Saturio. Un puente permite cambiar de orilla y acercarse hasta el santuario, que se yergue en un promontorio rocoso sobre el río Duero. El paseo hasta la ermita, uno de los más románticos de Soria, fue fuente de inspiración del poeta Antonio Machado, tal como dejó constancia en algunos de sus versos.

El recorrido continúa por un paseo peatonal que asciende ligeramente, permitiendo contemplar con mayor amplitud el río Duero y los cortados calizos que flanquean su avance. Tras pasar un aparcamiento para coches, se continúa por un camino agrícola que discurre por la vega del río, cubierta de matorrales y hierbas, donde antaño debían existir fértiles huertas con sus perfectas formaciones alineadas de calabacines, tomates, alubias o cebollas.

Al llegar cerca de unas ruinas la señalización indica que se debe girar a la izquierda y abandonar el camino, para tomar una senda que cruza un pequeño cauce con agua. En este tramo se presenta una corta pero fuerte pendiente, que cansará a más de uno, o se tendrá que echar pie a tierra si se recorre en bicicleta.

Ermita de San Saturio

La ascensión da paso al paisaje de la llanura castellana, donde la vegetación de ribera es sustituida por encinas (Quercus ilex) y fincas agrícolas.

El sendero conduce hasta un cruce donde existen varias casas y naves, punto donde se toma el camino agrícola de la izquierda, con dirección suroeste. El recorrido va en suave ascenso, rodeado de encinas o carrascas, ejemplares dispersos de pinos rodenos o negrales (Pinus pinaster), jaras (Cistus sp.) y brezos (Erica sp.).

Al culminar la elevación, el camino se bifurca y se toma la vía de la derecha, que se estrecha y se transforma en una senda. Se inicia un descenso zigzagueante entre encinas cubiertas de líquenes, donde la gayuba (Arctostaphylos uva-ursi), tapiza buena parte de la superficie del suelo, y las aromáticas consiguen sobrevivir en un terreno con tan fuerte insolación.

La senda enlaza más adelante con una pista forestal, que se debe seguir atendiendo a la señalización, para llegar sin problemas hasta la localidad de Los Rábanos. La entrada al pueblo se hace junto a un bonito lavadero, para pasar más adelante junto a la iglesia, y salir por una zona de chalets donde están las piscinas municipales junto a una gran rotonda.

La ruta continúa durante cerca de 4 kilómetros, con dirección Lubia, por la antigua carretera nacional N-111 de Soria a Medinaceli, donde habrá que caminar con precaución.

El recorrido de repente gira bruscamente a la izquierda y se adentra por un camino agrícola, entre tierras de cereal. Las fincas agrícolas pronto son sustituidas por pinares de pino negral, refugio de animales, como el ciervo (Cervus elaphus), que encuentran en estas masas forestales el lugar perfecto para vivir y esconderse.

Bajo la cubierta de estos pinares también es posible encontrar los apreciados níscalos (Lactarius deliciosus), de color anaranjado. Muchos pinares de esta zona están incluidos dentro del proyecto MYAS, que pretende aplicar un modelo de puesta en valor y gestión sostenible de los recursos micológicos con el objetivo de conservar el recurso y sus hábitats, controlar su comercialización y configurar una oferta de turismo micológico de calidad.

Sin abandonar el camino, se alcanza la localidad de Tardajos de Duero, del que se sale por el sur, por la carretera que lleva a Miranda de Duero. En el primer cruce que se encuentra se gira a la izquierda, para tomar, a unos 80 metros, un camino agrícola que sale por la derecha.

Una sucesión de fincas se disponen a lo largo del Camino, cuya uniformidad regala bellos atardeceres con los campos de trigo mecidos por el viento. El paso junto a varias tenadas de adobe en ruinas recuerda el pasado ganadero de la comarca, donde rebaños de ovejas aprovechaban el rastrojo en el mes de agosto.

Tras subir una pequeña loma con pinos negrales, se divisa el tramo final de la etapa y el curso del río Duero bien custodiado por su bosque de ribera. Durante el recorrido se llega a varios cruces, en el primero se debe girar a la derecha y, tras atravesar un bosques de melojos (Quercus pyrenaica), a la izquierda.

La etapa está ya en su tramo final donde los rebollos, los campos de cereal y de girasol acompañan al caminante hasta Ituero, donde el río Duero y la ruta vuelven a unirse. A la entrada de la localidad hay una pequeña y agradable área recreativa junto al río que permitirá tomar un merecido descanso antes de continuar con la siguiente etapa.

Mapa

Perfil

Perfil MIDE de la Etapa Soria-Ituero

MIDE (Método para la Información de Excursiones)

(calculado según criterios MIDE para un excursionista medio poco cargado)

Destacados

Información adicional

San Juan de Duero

Antes de abandonar Soria es imprescindible la visita a este antiguo monasterio de la orden de San Juan de Jerusalén, situado en la misma orilla del Duero y el monte de las ánimas. Se trata de uno de los monumentos más originales del arte románico español. Fue declarado Monumento Nacional el 25 de agosto de 1882.

El elemento más destacado de lo que hoy queda del monasterio es el mágico conjunto de arcos que forma el claustro a cielo descubierto, ejemplar y único en la arquitectura cristiana medieval. Parece ser que aparte de las dependencias monacales propias, disponía también de un hospital anejo.

La primitiva iglesia debió erigirse a principios del siglo XII y constaba de una nave, breve presbiterio y ábside de cascarón, todo de una gran simplicidad. Los caballeros sanjuanistas la utilizaron como embrión de su asentamiento monástico cuando, a la muerte de Alfonso I el Batallador (1134) y por su voluntad testamentaria, sus reinos de Aragón y de Navarra quedaron a disposición de las Órdenes Militares y se estableció la de San Juan por estas tierras fronterizas entre Aragón y Castilla, al igual que lo hicieron en Ágreda y Almazán.

La Ermita de San Saturio

La ermita, de planta octogonal, rasgo característico de los Templarios, se asienta sobre el solar de la antigua iglesia de San Miguel de la Peña, levantada sobre la gruta de Peñalba. La tradición dice que en esta cueva vivió el anacoreta visigodo San Saturio, patrono de la ciudad e hijo de una noble familia del siglo V, canonizado por entregar todos sus bienes a los más necesitados.

El templo actual fue construido a finales del siglo XVII, en pleno período barroco, y, aunque sobria en cuanto a su arquitectura, posee unas impresionantes pinturas al fresco que narran la vida de San Saturio, e imágenes medievales de interés, como dos tallas góticas de Cristo crucificado y la Virgen con el Niño.

A la ermita se accede por la cueva situada a sus pies. En primer término se encuentra la sala de reuniones del Cabildo de los Heros, una especie de Tribunal de las Aguas donde celebraban sus juntas la hermandad de labradores. Tras él, se localiza el oratorio de San Miguel, donde San Saturio asentó un pequeño altarcillo a San Miguel Arcángel, cuya figura, dominando al demonio, está presente en diversas estancias, tanto en escultura como en pintura. Por una escalera adosada a la roca se sube a las dos salas capitulares, desde cuyos balcones se contempla el bello panorama de las orillas del Duero.

Los lavaderos

Los lavaderos eran uno de los lugares más concurridos de los pueblos antes de que se dispusiese de agua corriente en las casas. Era punto clave en la vida social del pueblo, ya que las mujeres, mientras lavaban la ropa, contaban todas las novedades y noticias que acaecían.

Para lavar se utilizaban varios pilones, unos se destinaban al lavado y otros al aclarado. Los jabones se elaboraban en las casas, utilizando las grasas y aceites sobrantes de la matanza, mezclados cuidadosamente con sosa cáustica. Del blanqueado y secado se encargaba el sol, para lo cual se tendía la ropa en largas cuerdas para que se orease bien.

Multimedia

Introducción general al uso de cookies en MAPA.gob.es

Las cookies son archivos que se pueden descargar en su equipo a través de las páginas web. Son herramientas que tienen un papel esencial para la prestación de numerosos servicios de la sociedad de la información. Entre otros, permiten a una página web almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y, dependiendo de la información obtenida, se pueden utilizar para reconocer al usuario y mejorar el servicio ofrecido.

Tipos de cookies

Según quien sea la entidad que gestione el dominio desde donde se envían las cookies y trate los datos que se obtengan se pueden distinguir dos tipos: cookies propias y cookies de terceros.

Existe también una segunda clasificación según el plazo de tiempo que permanecen almacenadas en el navegador del cliente, pudiendo tratarse de cookies de sesión o cookies persistentes.

Por último, existe otra clasificación con cinco tipos de cookies según la finalidad para la que se traten los datos obtenidos: cookies técnicas, cookies de personalización, cookies de análisis, cookies publicitarias y cookies de publicidad comportamental.

Para más información a este respecto puede consultar la Guía sobre el uso de las cookies de la Agencia Española de Protección de Datos.

Cookies utilizadas en la web

El portal web del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación utiliza Google Analytics, esta es una herramienta de analítica que ayuda a los sitios web y a los propietarios de aplicaciones a entender el modo en que sus visitantes interactúan con sus propiedades. Se utilizan un conjunto de cookies para recopilar información e informar de las estadísticas de uso de los sitios web sin identificar personalmente a los visitantes de Google. Más información sobre las cookies de Google Analytics e información sobre la privacidad. Estas cookies se pueden rechazar o aceptar ya que no interfieren en el funcionamiento de la página web pero sirven de gran ayuda aportando información que posibilita un mejor y más apropiado servicio por parte de este portal.

Por último, se descarga una cookie de tipo técnico denominada cookie-compliance, propia, de tipo técnico y de sesión. Gestiona el consentimiento del usuario ante el uso de las cookies en la página web, con el objeto de recordar aquellos usuarios que las han aceptado y aquellos que no, de modo que a los primeros no se les muestre información en la parte superior de la página al respecto. Esta cookie es de obligada utilización para el funcionamiento correcto del portal.

Aceptación / Rechazo de la Política de cookies

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación permite la aceptación o rechazo de las cookies no esenciales para el funcionamiento del portal. Para ello una vez que el usuario acceda al portal se mostrará un mensaje en la parte central con información de la política de cookies y las siguientes opciones: 

  • Aceptar cookies: Si el usuario pulsa este botón, se aceptarán los cookies no obligatorias y no se volverá a visualizar este aviso al acceder a cualquier página del portal.
  • Configurar cookies: Si el usuario pulsa sobre el botón de configurar, se accederá a una segunda ventana modal donde se podrá configurar que cookies aceptar. Esta segunda ventana explica las cookies utilizadas en la actualidad y permite la selección o rechazo de las cookies no obligatorias. Una vez finalizada la selección se deberá presionar al botón Guardar configuración.

Cómo modificar la configuración de las cookies

Usted puede restringir, bloquear o borrar las cookies del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación o cualquier otra página web, utilizando su navegador. En cada navegador la operativa es diferente, la función de "Ayuda" le mostrará cómo hacerlo.