Etapa 9: Trespaderne - Quintana Martín Galíndez

Descripción

Etapa 9: Trespaderne - Quintana Martín Galíndez

Entrando en el Valle de Tobalina

En Trespaderne, el Camino Natural del Ebro comienza su recorrido por el valle de Tobalina. Hasta Cillaperlata, situada bajo un peñón rocoso y junto a un remanso del Ebro, lo hace por la margen izquierda; después cambia de orilla para alcanzar el enriscado núcleo de Frías, que ha conservado toda su esencia medieval en sus casas sobre la roca y colgadas en las antiguas murallas. Por su puente fortificado se salta de nuevo el cauce y se atraviesa un desfiladero en el que se ha creado una ruta botánica para llegar a Montejo de San Miguel, ejemplo del tradicional urbanismo disperso de la comarca y, finalmente, a Quintana Martín Galíndez, capital del valle.

En Trespaderne (535 m), a orillas del Nela, junto a la zona de esparcimiento arranca un carril, por la margen izquierda, que accede al puente sobre el Ebro. Tras cruzarlo se dirige, de frente, por una senda entre campos. A la derecha se extiende la desembocadura del Nela en el Ebro, isla de fresnos en proceso de conversión a soto.

Panorámica del valle de Tobalina

Poco a poco, el camino de Castrillo se separa del río y rodea el pico de este nombre (584 m). La ruta discurre por un pinar de repoblación, combinado con quejigos y bosques caducifolios en los montes del entorno. Se accede a Cillaperlata por un vial asfaltado junto al puente y la presa donde nace el canal Central de Quintana.

La localidad se emplaza bajo un peñón rocoso en un remanso del Ebro. Cuenta con la parroquial de Nuestra Señora de Covadonga, donde se guarda una antigua talla de la Virgen, copia de una imagen asturiana anterior al siglo XII; además de casonas y dos cuevas eremíticas.

Del lavadero (unión con el final de la 9.1), parte un carril al sureste. El GR 99 prosigue de frente por un valle hasta el collado de la Cucharera (600 m), superando antes el arroyo de los Cantarillos y la Peña de la Dehesa (646 m), y desciende a Quintanaseca, donde sobresalen la iglesia románica de San Martín y sus casonas blasonadas.

El recorrido prosigue por la carretera que lleva a la BU-520 y sube a Frías y sigue de frente hasta el aparcamiento, desde donde se puede visitar la localidad, cuya historia se retrotrae al siglo IX y bajar al puente medieval.

Del lado izquierdo del puente parte un camino paralelo al Ebro. Entre bosque de ribera, chopos, carrascal y alguna mancha de boj se aleja de Frías, subiendo a una faja de prados en la que se desecha un carril a la izquierda. Se sigue hasta una casa de campo, donde la traza prosigue por el campo superior y la arboleda del río hasta una senda marcada, ajustada al Ebro y constreñida por la ladera rocosa del monte de San Miguel, coronado por la ermita románica del mismo nombre.

Vista de Frías

El vial avanza por un desfiladero, zona boscosa que atraviesa una ruta botánica cuyas especies se identifican con placas: chopo lombardo, álamo negro, fresno… El sendero desemboca en una pista bajo el azud de Montejo de Cebas, de finales del siglo XIX.

El recorrido continúa a la izquierda en ascenso a Montejo de San Miguel, con un urbanismo disperso de casas tradicionales inmersas en la vegetación exuberante. Un lugar ideal para realizar paseos por las rutas del entorno. Aquí la etapa deja atrás el Parque Natural Montes Obarenes-San Zadornil.

A lo largo de la calle Mayor se continúa hasta un área de descanso y las escaleras que bajan a la carretera de Montejo de Cebas. Se sigue de frente para tomar a la derecha un camino de ribera entre campos, que rebasa la mejana del río y el espacio natural de la Vega de San Sebastián, por donde se cruza el arroyo de San Antonio antes de salir a la carretera de Quintana.

Tras 500 m, un desvío a la derecha lleva al puente del canal de la central de Iberduero, que da acceso a la localidad, capital, centro administrativo y de servicios del valle de Tobalina. Originaria del siglo XI, ofrece su iglesia gótica de Santo Tomás Apóstol (siglos XVI y XVIII), la torre medieval de los Salazar (del s. XI) y la ermita de San Roque.

Perfil

Perfil MIDE de la Etapa Trespaderne-Quintana Martín Galíndez

MIDE (Método para la Información de Excursiones)

(calculado según criterios MIDE para un excursionista medio poco cargado)

Información Destacada

Información adicional

El arte de Frías

Sus barrios (La Muela, San Vitores, San Pedro y San Francisco) encierran un conjunto de casas sobre la roca, que se adosan formando empinadas calles o cuelgan en los pasos de ronda de las murallas. Primer premio del Concurso Provincial de Embellecimiento 1976, Frías se caracteriza por sus solanas y el uso de la toba y la madera. Cuenta también con el castillo de los Velasco, del s. XII; la iglesia de San Vicente; la muralla de la Muela, del s. XIII; el puente medieval del s. XIV; el convento de San Francisco, del s. XIV; la iglesia de San Vítores, del s. XII al XIV; el convento de Santa María de Vadillo; y sus molinos harineros.

Multimedia