Camino Natural Vía Verde Valle del Eresma. Tramo Nava de la Asunción - Olmedo

Descripción

Camino Natural del Valle del Eresma. Tramo Nava de la Asunción - Olmedo

Extensos pinares de pino resinero y grandes representaciones de arte mudéjar colorean el antiguo itinerario ferroviario

Los versos del poeta Gil de Biedma despedían al ferrocarril en Nava de la Asunción, tras ello el tren se zambullía en extensas masas de pino resinero y cruzaba por el puente del río Voltoya en las cercanías del municipio segoviano de Coca, antigua villa romana y cuna de Teodosio I. El arte mudéjar está ampliamente representado tanto en Coca como en la localidad vallisoletana de Olmedo, inmortalizada por Lope de Vega en El caballero de Olmedo.

Iglesia parroquial Ntra. Sra. de la Asunción

Esta tercera y última etapa comienza donde finalizó la anterior, en el punto kilométrico 48, en la localidad segoviana de Nava de la Asunción, donde sobresalen sus grandes extensiones de pino resinero (Pinus pinaster) que fueron y son parte importante de la economía del municipio. La paz y armonía de este entorno y de las calles de Nava de la Asunción sirvieron de inspiración al escritor Jaime Gil de Biedma, que residió durante largas temporadas en este pueblo.

El itinerario comienza cruzando la carretera provincial SG-V-3413 dejando poco después a la derecha la antigua estación de Nava de la Asunción, en perfecto estado de conservación, ya que el edificio que en el pasado albergó a los viajeros del ferrocarril acoge hoy el museo dedicado al afamado poeta de la localidad, denominado Estación de Encuentro Jaime Gil de Biedma.

Puente sobre el río Voltoya

Tras cruzar otra carretera, esta vez la SG-342, se alcanza el Área de Descanso Nava de la Asunción y se regresa al trazado ferroviario original, avanzando en paralelo a la carretera SG-P-3432 para finalmente cruzarla, extremando las precauciones, a la altura de una industria cerámica.

Sin más preámbulos, se abandonan las tierras de labor de cereal de secano, y el viajero se zambulle en un gran bosque de pino resinero que ofrece un alto valor paisajístico ligado a la importancia socio-económica de estos árboles, ya que la extracción de resina es un sector clave de esta zona rural. Las caras de resinación, en las cuales se extrae la resina por el método de estimulación química, dotan al pino de un color entre amarillento y anaranjado en la parte baja de su tronco y convierten este enclave en una colorida estampa.

Muralla medieval de Coca

Esta bella policromía resultante por el conjunto de pinos alimenta los sentidos del viajero mientras se aproxima poco a poco a la línea de Alta Velocidad Española (AVE) Madrid-Valladolid que aprovecha parcialmente el antiguo trazado ferroviario que ocupa este camino.

Tras cruzar por un paso subterráneo las vías del AVE, se avanza en paralelo a ellas para llegar al portentoso puente sobre el río Voltoya, que con sus 110 m de longitud cruza el cauce de este río poco antes de que este vierta sus aguas en el río Eresma.

El pinar de resinero sigue dominando el paisaje, pero con la particularidad de que ahora el viajero se encuentra inmerso en el Monte de Utilidad Pública Nº 104 denominado El Cantosal. La antigua estación de Coca, de la que hoy solo se conservan en pie las ruinas de su almacén y una nueva área de descanso, bien merecen una parada.

Antigua estación de Ciruelos de Coca

Tras cruzar la carretera a Villagonzalo de Coca se encuentra otro edificio en ruinas, aunque de construcción más moderna, y que también hizo las veces de estación ferroviaria. En este punto se deja el municipio de Coca a poco más de dos kilómetros. Sería este pueblo segoviano, antigua villa romana de Cauca, el que vería nacer al emperador romano Teodosio I. Esta vasta historia y el amplio patrimonio arquitectónico, en el que destacan su castillo mudéjar, la muralla medieval y la torre de San Nicolás, son motivo más suficiente para visitar esta localidad.

De vuelta al itinerario, un antiguo refugio forestal actualmente restaurado y puesto en valor como ruta senderista, pone punto final al pinar de El Cantosal, regresando a un paisaje dominado por cultivos de cereal de secano.

Tras llegar al punto kilométrico 59 se alcanza la pequeña localidad de Ciruelos de Coca, con su antigua estación de ferrocarril y su moderna iglesia parroquial como edificios más destacados. Dos kilómetros después, tras ligeras rampas de subida y bajada, se cruza nuevamente el trazado de la línea del AVE por un paso subterráneo habilitado al efecto.

Laguna de Caballo de Alba

Un área de descanso indica que tiempo atrás este fue el emplazamiento del Apeadero de Fuente de Santa Cruz, localidad segoviana que se encuentra a tres kilómetros de este lugar. Se cruza de nuevo el trazado de la línea del AVE, en esta ocasión por un puente. En este punto se observa a la derecha la Laguna de Caballo de Alba perteneciente al LIC Lagunas de Coca y Olmedo, al que pertenecen numerosos humedales de pequeño calado, algunos de ellos de naturaleza salina y que suponen un refugio perfecto para multitud de especies de aves.

Poco después del punto kilométrico 67 se cruza la carretera VP-1106, que da acceso a la localidad de Fuente-Olmedo, ya en la provincia de Valladolid. Finalmente, tras algo más de tres kilómetros, un panel interpretativo marca el final de esta tercera y última etapa del Camino Natural Vía Verde del valle del Eresma, a escasos 600 m de Olmedo, inmejorable final para esta aventura ferroviaria. .

Perfil

MIDE. Camino Natural Vía Verde del Valle del Eresma. Tramo 3


MIDE (Método para la Información de Excursiones)

(calculado según criterios MIDE para un excursionista medio poco cargado)

Destacados

Información adicional

Olmedo

Se trata de una localidad ubicada en la provincia de Valladolid que debe su nombre a la cantidad de olmos que en el pasado se extendían por este enclave.

Con respecto a la historia del municipio, los estudios apuntan a que fue la tribu prerromana de los vacceos la primera en asentarse en las tierras que hoy constituyen el municipio de Olmedo. Tras el periodo de dominación árabe, Olmedo, así como otros pueblos aledaños, fue repoblado por las tropas cristianas en el siglo XI. Este núcleo urbano ha sido un lugar clave para muchas de las batallas libradas en la Edad Media. Hasta aquí llegó Pedro “el Cruel” huyendo de su esposa; fue un enclave protagonista durante la pugna entre Aragón y Castilla en el siglo XIV y en el siglo XV pasó a estar en poder de la entonces princesa Isabel la Católica. Aunque si hay algo que ha inmortalizado el nombre de este pueblo en el imaginario popular de nuestro país es la obra de Lope de Vega titulada El caballero de Olmedo.

Este rico pasado ha dejado en este pueblo vallisoletano un importante legado histórico y arquitectónico para disfrute de sus vecinos y visitantes. Entre las construcciones destacadas se encuentra su recinto amurallado, cuya construcción original data del siglo XI. Junto a ellas sobresalen también las antiguas puertas de acceso al municipio que se mantienen en pie: la puerta de San Miguel y el arco de la Villa. En el siglo XV sería construido el antiguo palacio y Cárcel de la Chancillería, conocido como casa del Reloj, que sería reformado durante el siglo XVIII.

Asimismo, el patrimonio religioso tiene una especial incidencia en el urbanismo de Olmedo. Sus impresionantes iglesias y monasterios se extienden por toda la localidad. Entre ellas destacan la de San Andrés, la de San Miguel y la de San Juan, así como el monasterio de Santa María de la Mejorada, cuya capilla fue declarada como Bien de Interés Cultural en 1931.

Otro de los puntos clave de Olmedo es su parque temático del mudéjar en el que es posible conocer más de 20 maquetas que sirven para poner en valor el rico patrimonio mudéjar con el que cuenta Castilla y León.

Con respecto a las festividades del municipio, una de las fechas esenciales en el calendario de Olmedo es el Festival de Teatro Clásico en la Villa del Caballero que tiene lugar en julio.

Además la localidad celebra sus fiestas patronales en honor a San Miguel y San Jerónimo los días 29 y 30 de septiembre. Y a lo largo del año los vecinos de Olmedo desarrollan otras festividades como la coronación de Nuestra Señora la virgen de Soterraña o la romería de Santa Águeda.

Ciclabilidad

Tramo (km) Grado de ciclabilidad
0,0 al 23 Alto

Multimedia