Etapa 23: Albarreal de Tajo a La Puebla de Montalbán

Descripción

Etapa 23: Albarreal de Tajo - La Puebla de Montalbán

El espectacular paso del río Tajo por las Barrancas y el embalse de Castrejón

En esta etapa es posible visitar algunos de los paisajes más espectaculares por los que discurre el Tajo: las Barrancas y el embalse de Castrejón, con su gran canal. El trayecto finaliza en la Puebla de Montalbán, una preciosa localidad toledana con maravillosos rincones por descubrir.

La salida del pueblo de Albarreal se encuentra indicada por postes señalizadores en dirección al oeste-suroeste. Se abandona la localidad por un puente que atraviesa la carretera TO-7741 y a partir de este punto el camino se transforma en pista durante bastantes kilómetros.

Arroyo Barcience

El recorrido transcurre entre grandes caseríos con extensos olivares y alguna ganadería intensiva. En un cambio de dirección a la derecha se cruza el arroyo Barcience por un precioso puente de madera. En épocas de estiaje el arroyo baja con poco caudal, pero como se puede observar por la luz del puente, en épocas de lluvias abundantes el flujo de agua que discurre es importante.

Desde aquí se llega a un cruce con la carretera CM-4000, en el que se debe poner especial atención debido al intenso tráfico que discurre por ella. Una vez superado este cruce el camino continúa, aunque hay que estar atento a los camiones dedicados a las labores mineras, muy abundantes en la zona como lo atestiguan las numerosas canteras presentes a lo largo del recorrido. El tramo compartido con la vía es de unos dos kilómetros, durante los cuales no se deberá bajar la guardia en ningún momento.

Puente de camino a la Puebla de Montalbán

La pista realiza un giro a la derecha en un cruce debidamente señalizado, pasando al lado de una ganadería de toros bravos, estampa que se podrá disfrutar si se encuentran pastando en los prados de la finca.

Desde este punto, comienza un ascenso continuo de unos tres kilómetros por suaves colinas utilizadas para el cultivo de cereal. La subida en ningún momento es pronunciada pero si prolongada, por lo que es conveniente llevar reservas de agua. Una vez que se llega al alto se puede disfrutar de unas maravillosas vistas; incluso se observa el plato fuerte de la ruta: el embalse de Castrejón.

El camino continúa por los impresionantes paisajes manchegos de suaves colinas y preciosos colores; durante unos kilómetros sigue en un continuo sube-baja muy agradable. En un cruce la vía cambia de dirección, realizando un giro a la izquierda en el que un cartel indica la cercanía de Las Barrancas. A los pocos kilómetros se llega a la parte alta de este espectacular paraje, ya sobre el mismo embalse de Castrejón. La zona de acceso posee unas barandillas que permiten asomarse a estas impresionantes formaciones geológicas, labradas por la acción del agua y el viento.

Embalse de Castrejón

La vista sobre el embalse es igualmente espectacular, haciendo las delicias de los aficionados a la ornitología ya que este embalse cuenta con una enorme cantidad de avifauna en sus alrededores. La peculiaridad del enclave le llevó a ser declarado Lugar de Interés Comunitario y Zona Especial de Conservación, conjuntamente con las islas de Malpica de Tajo y Azután.

La senda desciende pasando por el mirador de los Enebros en el que existen varias mesas para poder hacer un alto en el camino. La bajada prosigue el paseo por una zona muy despoblada debido a que el suelo es arenoso, dando como resultado la única presencia de matorrales dispersos. En esta zona hay que estar atento al camino y a las señales. Se continúa el descenso hasta llegar a la proximidad de la finca privada de Alcubillete que se cuelga en un bonito mirador sobre el embalse. Desde aquí se sigue durante 1,5 km aproximadamente por la carretera CM-4050, hasta un nuevo mirador sobre el embalse con mesas para el descanso y avituallamiento.

Área de descanso con vistas al embalse de Castrejón

Desde este punto el camino se aleja del embalse para discurrir en paralelo al canal durante unos cinco kilómetros por pistas de arena entre pasillos de matorral y olivares. Este canal une el embalse con el salto de Castrejón-Carpio que se visitará en la etapa 24. 

Es posible que durante este tramo se puedan observar las artes de los pescadores que prueban su destreza sobre las aguas del canal. A unos dos kilómetros del final de la etapa se encuentra un cruce en el cual se indica que hay que girar hacia la derecha por donde sigue el camino en dirección al norte y de manera directa a la población de La Puebla de Montalbán, a la que se llega por un agradable camino entre olivos.

Mapa

Perfil

Perfil MIDE de la Etapa Albarreal de Tajo-La Puebla de Montalbán


MIDE (Método para la Información de Excursiones)

(calculado según criterios MIDE para un excursionista medio poco cargado)

Destacados

Información adicional

La Puebla de Montalbán

Esta localidad tiene una gran riqueza artística y cultural que se demuestra en los Bienes de Interés Cultural que atesora, como la plaza Mayor o el palacio de Montalbán, así como en otros lugares de interés como el castillo de Montalbán, la iglesia Nuestra Señora de Melque o el puente de Montalbán formado por once arcos realizados con sillares de granito.

En la plaza Mayor destacan los soportales con columnas de granito y una gran portada de acceso a lo que en sus tiempos fue el Mesón Grande de la Plaza, que Fernando de Rojas cita en La Celestina. En la fachada oeste se encuentra el ayuntamiento. El palacio de los Duques de Osuna ocupa la fachada sur y la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Paz ocupa la fachada oeste.

El palacio de Montalbán fue construido en el siglo XV por el maestre de Santiago D. Juan Pacheco. Es un edificio de planta cuadrada y tres alturas. La fachada principal tiene una portada plateresca de puerta adintelada, rematada con el escudo de los señores de Montalbán. Los balcones que la adornan son rectangulares, de forja, y típicos de las casas señoriales castellanas. En el interior hay tres magníficos artesonados de pino: uno mudéjar, otro gótico y un tercero plateresco.

Las Barracas

Las Barrancas se encuentran en los términos municipales de Albarreal de Tajo, Burujón y La Puebla de Montalbán, en la orilla norte del embalse de Castrejón. Son espectaculares cortados arcillosos, formados por la erosión del viento y las aguas del Tajo sobre sedimentos de hace 25 millones de años.

La extensión de estas cárcavas arcillosas de color rojizo es de aproximadamente un kilómetro de longitud y alcanzan más de un centenar de metros de altura en algunos puntos, concretamente en su pico más alto, que es conocido como el “Pico del Cambrón”.

Multimedia