Etapa 5: Pedro Muñoz – Las Mesas

Descripción

CN Humedales de La Mancha. Etapa 5

El Complejo Lagunar de Manjavacas precede al broche final de la Laguna del Taray Chico

Tras despedirse del pueblo de Pedro Muñoz, y precedida de viñedos, el viajero es recibido por la Laguna de Alcahozo. El ramal, con casi 15 km, poco menos que esta quinta y última etapa, visita en su totalidad el Complejo Lagunar de Manjavacas ya por la provincia de Cuenca. De vuelta a la Ruta principal y rodeado de viñedos se llega al pueblo de Las Mesas, donde después de visitar su núcleo urbano un nuevo ramal invita a visitar la siempreverde Laguna del Taray Chico.

La quinta y última etapa del Camino Natural de los Humedales de La Mancha comienza al Este del núcleo urbano de Pedro Muñoz en el panel interpretativo al efecto.Se abandona dicha localidad por una pista asfaltada bordeada con árboles a cada lado que ofrecen una agradable sombra al viajero. En este tramo compartido, los viñedos escoltan al caminante a ambos lados del itinerario, el cual, tras superar el punto kilométrico 90 de la Ruta principal, pasa a ser camino de tierra, manteniendo su gran anchura.

Laguna de Alcahozo

Se completan, entre viñedos y terreno de suave pendiente, los tres kilómetros siguientes, avanzando por la vía pecuaria conocida como Vereda de los Serranos. La Laguna de Alcahozo se muestra ante el viajero, que debe tomar el camino de la izquierda en el siguiente desvío, y abandonar la vía pecuaria mencionada. Con un nuevo giro a la izquierda el viajero inicia un corto descenso hasta el mismo borde de la Laguna de Alcahozo (laguna de 74 ha de extensión, endorreica hipersalina dependiendo únicamente de la escorrentía, presentando por ello una temporalidad muy elevada. La ausencia prolongada de lámina de agua influye en el cortejo florístico y faunístico, siendo hábitat reproductor de aves limícolas). Aquí, su amplio observatorio hará las delicias de los amantes de la avifauna.

Se avanza, dejando siempre la laguna a la derecha por la propia llanura de inundación. Poco después del punto kilométrico 95 se toma el camino de la derecha, que aumenta su anchura. Se continúa bordeando la laguna y tras el punto kilométrico 96 el trazado se va alejando poco a poco de este espacio natural. Sin paréntesis, y tras un nuevo kilómetro se alcanza el camino a la izquierda que marca el inicio del Ramal del Complejo Lagunar de Manjavacas.

Camino Natural de los Humedales de La Mancha

El viñedo sigue siendo protagonista en el paisaje, y coincidiendo con el cruce que marca el final del Ramal del Complejo Lagunar de Manjavacas a la izquierda del trazado de la Ruta principal, un rodal de pino piñonero (Pinus pinea) enriquece el paisaje. Poco después del rodal, también a la izquierda, se supera la Laguna de Melgarejo, a escasos 200 m del camino. Al mismo tiempo, se alcanza el punto kilométrico 100 de la Ruta principal, y se continúa avanzando en dirección Este hacia el final de la etapa.

Poco después del punto kilométrico 102, el camino cruza el río Saona (y discurre a lo largo de casi 2 kilómetros por el Término Municipal de Socuéllamos), gracias al cual el viajero puede disfrutar de un típico bosque de ribera. Se continúa entre viñedos y cultivos de secano, y tras avanzar dos kilómetros, el camino de tierra pasa a ser asfaltado, cruzando poco después el río de las Ánimas.

Laguna de Manjavacas

Ya en el núcleo urbano conquense de Las Mesas se avanza por la calle Camino de la Hontanilla. Tras cruzar la carretera CM-3102 se continúa por la calle Pedro Muñoz, girando a la derecha inmediatamente por la calle Nueva. El zigzagueo por el núcleo urbano continua a la izquierda por la calle Molino, a la derecha por la calle Pérez Galdós; nuevamente a izquierda por la calle del Pozo, a la derecha por la calle Medicina y finalmente a la izquierda por la travesía Medicina. Desde la plaza de España se toma la tercera salida por la calle Príncipe, ascendiendo para girar a la derecha por la calle de San Cristóbal. Avanzando por dicha calle se deja a la izquierda una reproducción de un molino de viento y, poco después, coincidiendo con el final del núcleo urbano, un panel interpretativo indica el final de la quinta y última etapa del Camino Natural de los Humedales de La Mancha y el inicio del Ramal de la Laguna del Taray Chico.

Ramal del Complejo Lagunar de Manjavacas

Detalle de alacranera (Salicornia ramosissima)

Ramal de casi 15 km cuyo inicio tiene lugar en el cruce de caminos, poco después del punto kilométrico 97 de la Ruta principal.

Avanzando entre viñedos y en ligera subida se completa el primer kilómetro del ramal, que tras un rodal de encinas (Quercus ilex), gira a la derecha por la carretera CRP-1266. Después de recorrer algo más de 200 m por la citada carretera se gira a la izquierda, finalizando este tramo compartido. Tomando el camino de tierra se alcanza el punto kilométrico 2 y la gran Laguna de Manjavacas (laguna de 236 ha de extensión, que recibe el aporte de aguas procedente de la EDAR de Mota del Cuervo, por lo que presenta un alto contenido de nutrientes y una salinidad media. Debido a la elevada distancia que separa el vaso lagunar del núcleo urbano de Mota del Cuervo, llega prácticamente a secarse en verano, albergando en otras épocas del año grandes colonias de flamencos).

Pasarela por la Acequia Madre de la Laguna de Manjavacas

En descenso, el viajero se sitúa con la Laguna de Manjavacas a la izquierda, alcanzando el observatorio de aves en el punto kilométrico 3 del ramal. Justo antes de alcanzar un nuevo hito kilométrico se abandona el camino de gran anchura, tomando el desvío de la izquierda, donde pocos metros después comienza un espectacular tramo de pasarela de madera que zambulle al viajero en la Laguna de Manjavacas, concretamente en su Acequia Madre.

Al finalizar la pasarela se divisa la Estación de Anillamiento de Manjavacas, continuando el viaje por el camino de tierra que avanza en dirección norte. El trazado se sitúa, durante escasos metros, en paralelo a la carretera CUV-1001. Al separarse, el itinerario pasa a ser asfaltado, entrando en una masa de pinar de repoblación que marca el inicio del área recreativa de la ermita de Nuestra Señora de Manjavacas. Tras un descansadero de la Ruta de Don Quijote un observatorio de gran altura permite disfrutar de espectaculares panorámicas de la zona, con la laguna de Manjavacas como protagonista.

Laguna de la Dehesilla

Tras un giro a la derecha se supera el punto kilométrico 6 y después de un nuevo giro a la derecha se descubre la ermita de Nuestra Señora de Manjavacas.

Continuando el trazado se cruza la carretera CUV-1001, transitando por ella escasos 50 m en dirección a Las Mesas, tomando el camino asfaltado de la izquierda. Poco antes del punto kilométrico 7 el camino supera la Acequia Madre, cuyas aguas pasan por debajo del mismo. El camino pasa a ser de tierra, avanzando entre viñedos y cultivos cerealistas de secano, para una vez superado el punto kilométrico 8 girar a la derecha para proseguir dirección sur.

La Laguna de Sánchez Gómez (laguna de 55 ha de extensión, con aportes por escorrentía superficial y aportación de acuífero. Posee una naturaleza de las aguas muy especial en Europa, presentando aguas sulfato cloradas magnésicas, siendo este su valor de mayor importancia. Alberga pasos migratorios y poblaciones más estables de limícolas), aparece a los pocos metros del cambio de dirección, y siempre a la izquierda, acompaña al viajero que la recorre de norte a sur.

Viñedos con rodal de pino piñonero (Pinus pinea) al fondo

Un badén indica el final de la Laguna de Sánchez Gómez, a la izquierda del trazado, y el comienzo de la Laguna de la Dehesilla (laguna de 19 ha de extensión, endorreica y salina, depende del agua de escorrentía. Se caracteriza por una marcada temporalidad. En verano permanece totalmente seca tomando unas tonalidades rojizas debido a las poblaciones de salicor que proliferan en su vaso lagunar), a la derecha del trazado.

Sin cambiar de dirección, y tras superar las ruinas conocidas como Casa de Castaño y Casa de Chico, se cruza la carretera CUV-1001. Superada la carretera, en ligero descenso y custodiado por viñedos a ambos lados del trazado, el itinerario se adentra en un rodal de pino piñonero (Pinus pinea) que ofrece una reconfortante sombre al viajero. El rodal arbolado se atraviesa en dos de sus zonas sin dejar de avanzar en dirección sur. Superada la segunda zona del rodal arbolado, de nuevo los viñedos tapizan el terreno, finalizando este Ramal del Complejo Lagunar de Manjavacas en el trazado de la Ruta principal, metros después del punto kilómetro 99.

Ramal de la Laguna del Taray Chico

El Ramal de la Laguna del Taray Chico comienza al final de la calle San Cristóbal de la localidad conquense de Las Mesas, coincidiendo con el punto final de la quinta etapa del Camino Natural de los Humedales de La Mancha, donde concluye su Ruta principal. Por camino asfaltado, arbolado a ambos lados, se supera el arroyo de la Carrasquilla.

Laguna del Taray Chico

Poco después de superar el punto kilométrico 1 el camino pasa a ser de tierra, iniciando una suave subida de menos de un kilómetro. Los cultivos de viñedos, una vez más, vuelven a ser los protagonistas. A pesar de ello, la cercanía del municipio limítrofe de Las Pedroñeras se hace palpable, pudiendo contemplar plantaciones de ajos (Allium sativum), ya que el viajero se encuentra dentro de la Indicación Geográfica Protegida “Ajo Morado de Las Pedroñeras”.

Tras el punto kilométrico 4, el caminante divisa siempre a su izquierda la Laguna del Taray Chico. El trazado gira a la izquierda, alcanzado el punto kilométrico 5, donde un nuevo giro a la izquierda le conduce a la Laguna del Taray Chico (laguna de 21 ha de extensión, recibe las aguas del arroyo del Taray. Presenta lámina de agua todo el año y una profundidad máxima de 1,5 m. En estas condiciones prolifera un denso carrizal que rodea completamente la laguna, dotándola de cierta protección y tranquilidad. Por eso es elegida como lugar de reproducción de muchas especies de aves, entre las que se encuentra la malvasía cabeciblanca), poniendo el punto final al ramal al que da nombre. Los últimos 600 metros de este ramal discurren por Término Municipal de Las Pedroñeras, ya que esta laguna es compartida entre este municipio y el de Las Mesas.

Perfil

MIDE Etapa 5


MIDE (Método para la Información de Excursiones)

(calculado según criterios MIDE para un excursionista medio poco cargado)

Información Destacada

Información adicional

Pedro Muñoz

Municipio de la provincia de Ciudad Real perteneciente a La Mancha. Según los restos hallados en el Cerro de la Nieve se localizó un pueblo carpetano. El castro fue aprovechado en la época romana, conservándose hoy en día el puente sobre el río Záncara construido entonces. Tras alanos, visigodos y musulmanes la zona quedo despoblada y hasta el siglo XIII no comenzó la repoblación a cargo de la Orden de Santiago. En el año 1410 la villa fue abandonada debido a las epidemias. Un siglo más tarde comenzó de nuevo la repoblación, progresando tanto demográfica como económicamente hasta la actualidad, sin olvidar la época de hambruna acontecida en la posguerra.

Hoy en día Pedro Muñoz posee un amplio tejido empresarial, distribuido en tres polígonos industriales, un sector agrícola centrado en el viñedo conectado con parte de su industria y un incipiente sector servicios. Conserva numerosas casas solariegas, algunas de ellas blasonadas, el ayuntamiento junto a la iglesia de San Pedro Apóstol y las ermitas de Ntra. Sra. de los Ángeles y Ntra. Sra. del Buen Parto completan el patrimonio arquitectónico. Las fiestas patronales de la Virgen de los Ángeles se celebran entre el 1 y 7 de agosto.

Las Mesas

Pequeño municipio de la provincia de Cuenca, situado en La Mancha. En el pasado se denominaba Las Mesas Rubias ya que su cultivo principal era el cereal y sus tierras se tornaban de ese color en la época estival. Poco se conoce de su historia, encontrándose el primer documento escrito en el siglo XIII, por lo que previamente correría la misma suerte que los municipios cercanos. Su economía se basa en la agricultura, donde el cultivo del viñedo es el principal protagonista.

El patrimonio arquitectónico se concentra en los edificios religiosos, contando con la iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción, y tres ermitas, de San Isidro, de San Cristóbal y del Santo Niño de la Bola. Las fiestas patronales tienen lugar el tercer domingo de agosto rindiendo honores al Santo Niño de la Bola, patrón del pueblo.