Tramo 3: Valverde - Ermita Virgen de los Reyes

Descripción

Tramo 3: Valverde - Ermita Virgen de los Reyes

De regreso al santuario de la Dehesa

En su etapa tercera, el sendero GR-131 que se conoce popularmente como Camino de la Virgen, sigue los pasos de los romeros que, desde la villa de Valverde, acompañan a la patrona de la isla de regreso hasta La Dehesa, tierra austera de pastores donde la Virgen de los Reyes tiene su santuario.

Cada cuatro años, los herreños sacan a la Virgen de los Reyes de su ermita, situada en La Dehesa, y la conducen hasta la capital de la isla en una popular romería conocida como la Bajada de la Virgen. Después de celebrar una misa en el santuario, las autoridades portan la imagen hasta la Piedra del Regidor, donde es entregada al pueblo para ser conducida hasta Valverde por el llamado Camino de la Virgen, un trayecto de algo más de 37 kilómetros que transcurre por antiguas sendas de ganado. A través del GR-131 cubriremos este trayecto en su camino de vuelta, siguiendo los pasos de la Virgen en su regreso a la ermita, un lugar recóndito y apartado situado en tierra de pastores.

El Camino de la Virgen se encuentra dividido en “rayas” que marcan los límites entre las distintas poblaciones de la isla, donde tiene lugar la entrega de la imagen de un pueblo a otro. En las rayas es inevitable la rivalidad entre vecinos: el que lleva la imagen no quiere dejarla y el que tiene que recibirla se afana por hacerlo cuanto antes. Cada población recibe a la "Madre Amada" acompañada de sus santos patronos, en medio de la danza de bailarines ataviados con la vestimenta tradicional y la sonoridad de pitos, tambores y chácaras.

De Valverde a la Raya de Tejegüete

Señal vertical de la ruta

La tercera etapa del GR-131 parte de la iglesia de Nuestra Señora de la Concepción, en la villa de Valverde, y se dirige al sureste en dirección a Tiñor. Después de atravesar esta población, se llega hasta la Raya de Tejegüete, donde se produce la entrega de la Virgen de los Reyes de Valverde a El Mocanal Norte (en la Subida, y al contrario en la Bajada), un tramo por el que los caminantes estarán acompañados por una vegetación de fayal-brezal, preludio del futuro bosque de monteverde que encontrarán más adelante.

En varias ocasiones durante el recorrido el visitante encontrará señales de la Ruta del Agua o del Árbol de Garoé, ya que es coincidente en un tramo con el Camino de la Virgen, si bien para llegar hasta él es necesario tomar un desvío. El camino también cruza vías asfaltadas y circunda las instalaciones de la central hidroeólica de Gorona del Viento, la parte más importante de un proyecto que pretende que la isla de El Hierro sea autosuficiente energéticamente y se abastezca única y exclusivamente mediante energías renovables.

De Las Cuatro Esquinas a la Raya de la Mareta

Señalización de cruce en el Camino de la Virgen

Un poco más adelante, se llega a Las Cuatro Esquinas, un lugar donde los romeros descansan durante la Bajada y la Subida de la Virgen, para acceder después a la raya del mismo nombre, donde se produce la entrega de la imagen de El Mocanal Norte a San Andrés.

En esta parte de la ruta, el camino es ancho y agradable, cruza diversos senderos y se adentra en un pinar de radiata (Pinus radiata) en el que existen pies de pino canario (Pinus canariensis) que intentan colonizar el territorio. El sendero pasa entre muros de mampostería en seco que delimitan las propiedades de los herreños donde se desarrollan pastizales y cultivos forrajeros como el tagasaste o escobón (Chamaecytisus proliferus). En esta zona podremos ver rebaños de ovejas, algunas vacas y ejemplares equinos junto a los pequeños volcanes que se suceden en esta parte del Camino. Tras la Raya de la Cruz del Niño, donde se produce la entrega de la Virgen de los Reyes de San Andrés a Isora, llegaremos a la Raya de la Mareta, punto de entrega de la imagen entre Isora y El Pinar.

La Raya de La Llanía

Las Cuatro Esquinas, un lugar para el descanso durante la romería

Más adelante, se llega al Parque Rural de Frontera por el camino de La Llanía, donde se puede observar las labores de restauración hidrológica forestal realizadas tras el incendio de 2007. En este enclave existe un mirador desde donde se puede ver el interior de un cráter. En esta zona se cruzan diversos senderos, marcados con diferente color, en la denominada zona de La Hoya de Fireba, lugar en el que se emplaza la Raya de la Llanía (entrega de la Virgen de El Pinar a El Golfo).

Siguiendo la carretera, el camino se adentra en bosques de laurisilva, formados por especies que sólo se hallan en la región macaronésica, para pasar a la siempre ventosa línea de cumbre, donde abundan pies dispersos de pino o rodales de éstos mezclados con formaciones de fayal-brezal. Continuando el camino se llega a la Piedra de Dos Hermanas, situada a 1.360 m de altitud, alcanzando la parte superior del lomo que delimita el Valle de El Golfo. Tras abandonar la vía asfaltada y acceder al pico de Tenerife, una línea de postes de madera marca el camino hasta llegar a la zona conocida como Tábano, una ladera inclinada hacia el Valle de El Golfo.

Desde la Raya de El Cepón hasta la de Binto

Pico de Malpaso, el punto más alto de la isla de El Hierro

Se continúa hasta el barranco de los Cepones donde se encuentra la Raya de El Cepón (entrega de El Golfo a El Pinar) desde donde un sendero paralelo a la vía asfaltada que atraviesa la isla en su parte superior nos conducirá hasta la Cruz de los Reyes, lugar en el que se levanta una gran cruz de madera y donde podremos beber agua de una fuente.

Desde la zona de cumbre las vistas a la bahía de El Golfo y a la zona sur son espectaculares. Apenas hay vegetación, y la que hay lucha continuamente con el fuerte viento. Por las laderas de jable rojizo (arena volcánica) ascenderemos suavemente al pico Malpaso que, con una altitud de 1.501 m, es el punto más alto de la isla, desde donde se divisan las islas de Tenerife, La Gomera y La Palma en días despejados.

A partir de este momento, el resto del camino comienza su descenso. En la zona de Binto, de jable negro, se encuentra la raya del mismo nombre, donde se produce la entrega de la Virgen entre El Pinar y Sabinosa. Desde la Raya de Binto podremos observar los volcanes de la zona de La Restinga, las laderas de El Julán y el faro de Orchilla. Otro punto destacado del trazado es la Cruz de los Humilladeros, descansadero provisto de agua.

Poco después, el sendero se ve interrumpido por un bosque de pino radiata con ejemplares de pino canario dispersos. A la salida del mismo, se divisan ya unos pastizales que nos sorprenderán por su verdor, sorpresa que se mantiene al adentrarnos en un magnífico fayal-brezal. La pista asciende y transita en su mayor parte por un camino delimitado por las paredes de piedra de las fincas de los prados, donde es frecuente observar a las ovejas pastando.

Ejemplares de sabina aparecen muy tímidamente y es frecuente la presencia de fayas en los linderos de las parcelas. Durante el camino, disfrutaremos de unas magníficas vistas de la zona comunal de La Dehesa.

La Piedra del Regidor y la ermita de La Dehesa

La ermita de la Virgen de los Reyes, en La Dehesa

Antes de llegar al destino final, en las faldas de una montaña se encuentra la Piedra del Regidor, donde en la festividad de la Bajada se deja descansar a la Virgen. Durante esta fiesta las autoridades insulares y las de la cofradía de la Virgen trasladan a la patrona hasta la Piedra del Regidor, donde es tomada por el pueblo al alba, siendo los primeros en cargarla los habitantes de Sabinosa.

Desde la Piedra del Regidor, el camino se desvía unos metros hasta llegar al punto final de esta etapa, la ermita de la Virgen de los Reyes, una construcción sencilla que destaca por su blancura entre el verde y el negro del entorno que la rodea, y morada de la patrona de El Hierro.

Enlaces de interés

Perfil

Perfil MIDE del Tramo Valverde-Ermita Virgen de los Reyes

MIDE (Método para la Información de Excursiones)

(calculado según criterios MIDE para un excursionista medio poco cargado)

Información Destacada

Información adicional

La ermita de la Virgen

El santuario de la Virgen de los Reyes es una construcción sencilla cuya blancura contrasta con el negro suelo sobre el que se asienta y el verde de la vegetación circundante. Está situado en La Dehesa, un lugar recóndito y deshabitado donde fue erigido en el siglo XVI con las contribuciones de los pastores de la zona.

El edificio, de mampostería encalada y tejado a dos aguas, fue reedificado en el siglo XVIII. En el interior consta de una sola nave y se encuentra rodeado de un muro. La ermita tiene un campanario al que se accede por una escalera exterior.

La Virgen de los Reyes es una talla gótico-renacentista del siglo XVI, realizada en madera policromada, de rasgos finos y delicados, que porta en sus brazos al Niño Jesús. Se encuentra en una hornacina situada en la parte central del retablo del siglo XVII que preside el altar, custodiada por las imágenes de los tres Reyes Magos. El retablo destaca por la profusión del color rojo y la cantidad de columnas y pan de oro empleados en su decoración.

Multimedia

No existen resultados con los criterios de búsqueda