Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación

Buscador de Planes Nacionales

Mitigación del impacto ambiental generado por los cultivos marinos

Línea Estratégica: Gestión Ambiental de la acuicultura

Comunidades Autónomas participantes: ANDALUCÍA, CANARIAS, GALICIA, REGIÓN DE MURCIA

Objetivos: Evaluar la potencialidad de la utilización de arrecifes artificiales y de sistemas de recogida de biodepósitos como herramientas alternativas para la mitigación del impacto ambiental que ocasionan sobre el sistema bentónico los cultivos marinos en jaulas flotantes en mar abierto y en bateas de mejillón respectivamente.

Periodo: 2005 - 2008

Año de inicio: 2005
Año de fin: 2007

Coordinador:
Felipe Aguado Jiménez
Consejería de Agricultura y Agua. Gobierno de la Región de Murcia
968 184 518
felipe.aguado@carm.es

Conclusiones: Los biofiltros bentónicos a modo de arrecifes artificiales favorecen el establecimiento de poblaciones de peces bentónicos y demersales, su utilización como área de descanso, refugio y alimentación de especies de peces pelágicos. Como conclusiones del proyecto, el espacio ocupado por los biofiltros y su área de influencia, en proporción al ocupado por las jaulas de cultivo es bastante pequeño. Este factor de escala unido a la magnitud de los aportes que llegan a los fondos afecta a la magnitud del efecto que el biofiltro puede tener sobre los fondos. Se desconoce si el tiempo necesario para obtener una respuesta ha sido cubierto. Probablemente la capacidad de los biofiltros utilizados para asimilar una cantidad significativa de residuos como para permitir la recuperación de los fondos sea escasa. La utilización de estructuras artificiales para la eliminación de residuos es una solución poco eficiente. Por otra parte, la instalación de los diferentes sistemas colectores utilizados bajo bateas de cultivo de mejillón permitió la recogida de una buena parte de los biodepósitos antes de su llegada al fondo. A pesar de las sucesivas mejoras, se necesita continuar con la investigación para simplificar los costes y maximizar su eficiencia. Una vez recogidos y tratados los biodepósitos en tierra, se ha comprobado su eficacia como fertilizante para ser empleado como sustrato agrícola. También, ofrecen la posibilidad de ser utilizados para recuperar espacios y suelos degradaos y/o contaminados por la minería.